Inicio » Nuestra experiencia » Beneficios de limpiar la playa

Beneficios de limpiar la playa

por Vivir sin plástico
Beneficios de limpiar la playa

Se acerca el verano pero nosotros ya hemos tenido la oportunidad de escaparnos una semanita a la playa. Como algunos ya sabréis, hace ya años que hemos convertido en hábito recoger algo de basura siempre que vamos a la playa. Esto no significa que recojamos todo lo que nos encontramos (es imposible), pero sí que dejamos el lugar un poco más limpio de lo que nos lo encontramos.

Al principio lo hacíamos simplemente para dejar el sitio más limpio pero con el tiempo, hemos descubierto que tiene muchas más ventajas de las que creíamos en un primer momento:

Dejas el lugar más limpio

Como hemos dicho, esto es de lo más obvio y es la razón fundamental por la que empezamos a  hacerlo, pero no la única.

Normalizas el acto de limpiar

Parece que está más visto recoger basura que no es tuya, hasta muchas personas te miran con extrañeza, pero tenemos que quitarnos esa idea de la cabeza. No tenemos ningún motivo ni de sentirnos avergonzados por recoger basura, ni por hacer algo que es por el bien común. Hasta la misma reina Sofía ha participado en recogidas de residuos.
Además, esto tiene un beneficio añadido y es que contagia. Más de una vez, hemos estado limpiando y alguien a nuestro alrededor se ha puesto a hacerlo también, incluso se han acercado para darnos las gracias. Una vez que se rompe el tabú de recoger basura del suelo, otras personas que también sienten igual que tú, se animan a hacerlo.

Cuanto más limpio está el lugar menos tiende a ensuciarse

Si alguien llega a la playa y la encuentra llena de basura normalmente se va a preocupar menos por mover el culo hasta la papelera más cercana: “total, qué más da si está todo hecho un asco”. Cuando todo está limpio solemos poner más cuidado en no ensuciar. Es como cuando haces una limpieza en profundidad de tu cocina y luego te da pena dejar una simple taza en el fregadero porque se «estropea».

Haces ejercicio

Caminar por la playa y agacharte a coger lo que te encuentras haces que llegues a casa con la sensación de que has estado realizando ejercicio todo el día. Es un de lo más efectivo. Muchas veces, tenemos agujetas en el culo al día siguiente. Y si andar te parece poco, lo puedes hacer corriendo, lo que ya hasta tiene un nombre: “plogging”.

Engancha

Una cosa tan simple te acaba creado un poco de adicción. Llega un momento en el que no puedes parar de recoger. Además, empiezas a sentir curiosidad por las cosas que encuentras, sobre cuáles son los artículos que hallas con más frecuencia, sobre cómo es posible que acabe en la playa por ejemplo una cápsula de café, sobre porqué en ciertas zonas suele haber más residuos que en otras… Empiezas a tener una relación distinta con la playa, sobre todo si es una a la que vas con frecuencia.


Si durante los próximos meses vas a pasar por alguna playa desde aquí te animamos a que recojas algo, por poquito que sea. Puedes hacer fotos a lo que recoges y subirlas a redes sociales para animar a más personas.

Hay aplicaciones con la que puedes ir subiendo información de la basura que recoges. Con la información de todos los usuarios realizan estadísticas y ven las marcas que se encuentran más habitualmente, para después contactar con ellos e intentar buscar soluciones. Os dejamos las que conocemos:

Tenemos que normalizar el limpiar la playa. Como dice nuestra amiga Heather Itzla: “ No puedo imaginar salir a dar un paseo y no recoger plástico. Lo haré por el resto de mi vida porque cada trozo que recojo es un trozo que no va a acabar en el estómago de un albatros, una tortuga marina o una ballena. ¡Ojalá pudiera recoger más!”

Aquí os dejamos un vídeo en el que os contamos todo esto. Esperamos que os guste (pronto le daremos más vidilla al canal ;)

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede interesar

10 comentarios

Mª Cruz Fajardo Vizcayno 20 junio, 2019 - 7:29

Sois geniales!! Mil gracias por vuestro compromiso y por compartir experiencias que son tan motivadoras.

Contestar
Vivir sin plástico 4 julio, 2019 - 12:05

Muchas gracias, Mª Cruz, por tus palabras. Nos alegra mucho que te motive nuestra experiencia.

¡Un abrazo!

Contestar
Manuel de valencia 6 julio, 2019 - 14:53

Buenos días,
Primero de todo, hacéis muy buenos textos y bien entendibles.
Segundo, tengo una pregunta sobre la que estaba investigando sin éxito hasta ahora: Se dice que en el Cloruro de polivinilo (PVC) se usa mercurio como aditivo estabilizante, de cual de sus formas se esta hablando mercurio liquido o mercurio solido?
Después de haber roto numerosos plásticos en todo la vida suponiendo que no hay ningún riesgo te enteras que el plástico PVC lleva mercurio y los otros plásticos «parece» que «posiblemente» no.
El mercurio liquido es peor, si se rompe algo con mercurio liquido provoca un derrame, mientras si es mercurio en polvo, el material con el que esta mezclado el polvo, en nuestro caso plástico, es el mismo material en el interior como la superficie, por eso va a lo mismo si se rompe ya que no vamos a estar mas expuestos que con uso normal.

Gracias de Manuel de Valencia por la gran información de vuestro blog.

Contestar
Vivir sin plástico 24 julio, 2019 - 10:04

Hola Manuel,

La verdad es que no sabemos contestarte a la pregunta que nos haces, sobre si es mercurio líquido o sólido pero el PVC es contaminantes en todas sus etapas, en la producción, en su uso y en su desecho. En el libro la Historia de las Cosas llegan a decir «que la única solución consiste en dejar de hacer PVC y quitar de la circulación el PVC existente»

Muchas gracias por tu comentario.

Un abrazo

Contestar
Gerardo Salvador 7 julio, 2019 - 16:22

Gracias por vuestra implicación. Efectivamente cada vez somos más los que no soportamos andar por una playa y encontrar residuos en ella. No conocía las aplicaciones que habéis indicado y me parece muy buena idea poder compartir entre todos lo que se recoge. Recuerdo que hace muchos años, debía ser 1996 y el centro en el que estudiaba organizó conjuntamente con otras muchas escuelas de la Comunidad Valenciana, una recogida y categorización de residuos en playas. Me sorprendió por aquel entonces la cantidad de basura que recogimos y creo que logró concienciarme. Este tipo de actividades en colegios las veo muy oportunas, ojalá se difundan más. El verano además es una época horrible. En el Cabo de Santa Pola, que es un lugar precioso para pasear o ir en bici, el fin de semana pasado pudimos ver restos de botellas alcohólicas, picnics y todo tipo de residuos. No es por culpa del servicio de limpieza de la localidad que estuviese así de mal… En fin. Un saludo

Contestar
Vivir sin plástico 28 julio, 2019 - 12:36

¡Hola Gerardo!

Sí, no hay nada como recoger residuos en la playa como para concienciarte. Te das cuenta que muchas de las cosas que recoges son productos que utilizas tu en el día a día. A nosotros también nos parece una idea estupenda que los colegios e institutos organicen limpiezas. Además de ser divertido y pasar un buen rato en la playa, sirve para concienciar a los más jóvenes, lo que es fundamental.

Hay tanto por hacer…

Muchas gracias por tu comentario.

¡Un abrazo!

Contestar
Cristina Hortal 15 julio, 2019 - 8:50

Yo y mi familia ya nos hemos sumado a esta afición! Muchas gracias por ser inspiración.

Contestar
Vivir sin plástico 28 julio, 2019 - 12:38

¡Hola Cristina!

No sabes como nos alegra leer esto. Muchas gracias a ti por sumarte ;)

¡Un abrazo!

Contestar
Paco 9 agosto, 2019 - 15:47

Esta semana mi familia, conociendo las rareces que algun@s tenemos, me regaló vuestro libro. Enganchadito estoy. Creo que necesitaba alimentar estas rareces con vuestras líneas. Muchas gracias. Enhorabuena por visibilizar y transmitir la idea de que entre todos podemos poner solución a una situación que «entre todos» hemos creado. ¡¡No estáis solos!!

Contestar
Vivir sin plástico 10 agosto, 2019 - 18:23

¡Hola Paco!

Jejeje, por suerte cada vez somos más lxs que tenemos rarezas. Muchas gracias por tus palabras, no sabes como nos animan.

¡Un fuerte abrazo!

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.