Inicio » Experimentos » Supermercados versus tiendas locales

Supermercados versus tiendas locales

por Vivir sin plástico
Supermercados versus tiendas locales

¿En qué supermercado compras? Es una pregunta de lo más común, se da por sentado que todos compramos en supermercados. Y si respondes que haces la compra en tiendas locales siempre nos acaban diciendo: «Uy, eso es muy caro .» Es una especie de creencia popular: las tiendas de barrio son siempre más caras y nunca van a poder competir con los precios de los supermercados porque no tienen tanto poder de compra. Y podrá ser verdad, pero no siempre es así. A estas alturas ya casi todos conocemos las estrategias que tienen las grandes superficies de abaratar ciertos productos y subir otros, para que al final lo que te ahorras por un lado te lo gastes por otro.

Como hacía muchísimo que no entrábamos en un súper, pensamos que ya era hora de pasar de visita y aprovechar para hacer un pequeño experimento. Visitamos supermercados diferentes, elegimos productos que nos llamaron la atención por su empaquetado y luego nos fuimos a nuestra tienda local (que tampoco es que destaque por sus precios baratos) y compramos estos productos para ver si había mucha diferencia en el precio. En las fotos a la izquierda vas a ver los productos del supermercado (que evidentemente no compramos, sólo fotografiamos) y a la derecha los de la tienda de nuestro barrio.

gaz

Preparado para gazpacho. Un envase de plástico grande para poner juntito todo lo que necesitas para hacer tu gazpacho, no vaya a ser que no sepas elegir unos tomates dignos, un pimiento verde, un pepino y un ajo. Bueno, no vamos a entrar en temas culinarios, pero los tomates además de pochos nos parecen pocos y la cebolleta sobra, pero como hay tantas recetas de gazpacho como andaluces, la dejaremos estar. Por si el envase exterior no fuera suficiente, el pepino estaba envuelto en film y el diente de ajo venia en una bolsa de plástico con cierre zip… No entendemos muy bien por qué.

En fin, ridículo por donde lo mires. Como podéis ver, el peso del producto era de 1 kg. y el precio 2,25 €. En la tienda local compramos lo mismo (aunque hubiésemos cogidos más tomates y pasado de la cebolleta) y, calculando que fuera un kilo, nos salió por 2,01€.

Supermercado 0 – Tienda local 1

jen

Jengibre. Otro producto que nos llamo la atención verlo empaquetado. ¿Hay alguna necesidad de plastificarlo? ¡Si lo vamos a pelar! En el supermercado el precio de los 250 gr. era de 1,49€ y en la tienda local fue de 1€.

Supermercado 0 – Tienda local 2

port

Champiñones grandes. Cuatro champiñones «especial barbacoa» en una bandeja de plástico especialmente preparada para ellos, para que se encuentren cómodos mientras esperan a que alguien los compre. El precio de la bandeja de 250 gr. era de 1,49 €. En la tienda de nuestro barrio no tenían champiñones grandes blancos pero tenían champiñones Portobello, con una pintarraca estupenda y, aunque en la foto parezcan más pequeños (motivos técnicos), eran aproximadamente del mismo tamaño. Los 250 g. en la tienda de barrio salían a 1€.

Supermercado 0 – Tienda local 3

tom

Tomates cherry. Nos encantan. Por suerte, podemos comprarlos a granel, pero tenemos que reconocer que no es habitual encontrarlos sin empaquetar. En el súper la bandeja de 250 gr. salía a 1,19 €. El mismo peso en la tienda de nuestro barrio estaba a 1€. (También eran de rama pero se las quitamos)

Supermercado 0 – Tienda local 4

champ

Champiñones. Y ¿qué nos dices de estos champis en una fantástica bandeja de poliespan al precio tan redondito de 1€? La misma cantidad en la tienda de barrio estaban a 1,05 €. ¡Uy, por los pelos! Si lo llegamos a saber les pedimos un pequeño descuento.

Supermercado 1 – Tienda local 4

zan

Zanahorias. Deben de ser tan tiernas que no se pueden vender sueltas o ni siquiera ponerlas en una bolsita pequeña. No, necesitan una bandeja de plástico no vaya a ser que se deshagan. Ojo al dato, los 500 gr. salen a 1,99€. Sí, está bien cobrada la bandeja de plástico. En la tienda de nuestro barrio, el mismo peso estaba a 0,49€. Como el concepto de «tierno» es un poco difuso y la diferencia de precios nos parece muy exagerada, tenemos que decir que también tenían zanahorias de rama, con todas sus hojas. Un manojo de aproximadamente el mismo peso costaba 1,49 €, por lo que seguirían siendo más baratas. No las compramos porque no tenían muy buena pinta y las hojas estaban un poco mustias. Ésa es otra de las ventajas de comprar sin empaquetar, se aprecia mucho mejor la frescura de los productos. ¡Todo son ventajas!

Total: Supermercado 1 – Tienda local 5

En el supermercado esta pequeña compra nos habría salido por 9,41€ y en la tienda local por 6,55€ y, además, ahora tendríamos con nosotros:

  • 1 envase grande de plástico (gazpacho)
  • 1 bolsita tipo zip (donde venía el ajo)
  • 3 bandejas de plástico duro (champiñones grandes, tomates y zanahorias)
  • 1 bandeja de poliespan (champiñones pequeños)
  • 1 bolsita (que cubre la bandeja de los tomates)
  • 4 trozos de film (para el pepino, las 2 bandejas de los champiñones y la de las zanahorias)
  • 1 envase de plástico mediano (el del jengibre)

Al comprar local y con nuestras propias bolsas nos hemos ahorrado 2,86€ y además hemos evitado todos estos residuos. Sí, muchas personas pensarán que se podrían reciclar pero, ¿qué necesidad hay en reciclar cuando los puedes evitar? Reciclar continúa siendo la última «r» de nuestro vocabulario.

Por lo que ahora sí podemos decir alto y claro que no todos los productos son más baratos en el supermercado. Y en nuestro barrio hay muchas tiendas que son mucho más económicas que la que hemos hecho la comparativa, por lo que si hubiésemos ido a otra el resultado sería mucho más holgado.

A nosotros nos duele mucho ver cómo negocios locales de toda la vida cierran, a veces puede ser con motivo, porque no saben adaptase, pero la mayoría de las veces es por competencia desleal. Pero bueno, dejemos para otro día los beneficios que tiene comprar local y apoyar a nuestra comunidad, porque da para hablar largo y tendido.

Lo que es muy curioso es entrar en las páginas webs de estos supermercados y leer cosas como esas: «Minimizamos el consumo de materiales, ya que el mejor residuo es el que no se produce» , «la atenuación del impacto medioambiental viene dada por el uso de materiales “amigables” medioambientalmente y por la reducción de las dimensiones«, «queremos alcanzar el residuo cero» o «trabajamos en programas de ecodiseño para que los productos de la marca respeten al máximo el medio ambiente.» No hay que ser muy espabilado para darse cuenta que todo es una farsa.

Bueno, pues parece que no nos hemos perdido nada en estos meses sin pisar un supermercado. Todo sigue siendo el mismo sinsentido. Y tu, ¿compras mucho en supermercados? ¿Miras como vienen envasados los productos a la hora de comprarlos? ¿No te apetece dar una oportunidad a los negocios pequeños?

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede interesar

25 comentarios

Mariana 26 septiembre, 2016 - 20:56

¡Buenísimo el experimento! No hay mejor manera de dejar demostrado que los supermercados NO son una buena opción. ¡Gracias por todo ese genial trabajo, chicos! ♥

Contestar
Vivir sin plástico 29 septiembre, 2016 - 19:16

¡Muchas gracias Mariana!

La verdad es que no nos damos cuenta de lo malo de nuestras costumbres hasta que no las cambiamos. Para nosotros ha sido una liberación no tener que volver a pisar un súper y cuando tenemos que ir para lo que sea, nos ponemos tan nerviosos con la gente, el ruido e incluso con los cambios de temperatura, que estamos deseando salir. A ver si la gente va animándose poco a poco a ir a tiendecitas más pequeñas y más amables :)

¡Un abrazo!

Contestar
Molesko 27 septiembre, 2016 - 0:00

Me encantó el experimento. Definitivamente hay que apostar más por las tienditas y los mercados, lo bueno que acá en México hay muchos mercados y mercaditos, pero la gente apuesta más por los supermercados. yo estoy en el proceso de cambio.

Saludos

Contestar
Vivir sin plástico 29 septiembre, 2016 - 19:16

Hola Molesko,

La verdad es que los mercados y tiendecitas son lo mejor y aquí en España la gente también suele preferir los supermercados porque «hay de todo» pero al final es todo cuestión de costumbre ¿realmente hay que comprar de todo todos los días? ¿Y la de colas en caja que se ahorrarían?

¡Viva el comercio local!

Contestar
Molesko 30 septiembre, 2016 - 19:26

Cuando uno se toma el tiempo para planear las compras se evita el «todos los días»… ir al supermercado porque hay de todo lo que provoca es comprar cosas innecesarias y comprar cosas «por si se me acaba». Pero bueno, con un poco de organización y planeación se puede.
Saludos

Contestar
Vivir sin plástico 4 octubre, 2016 - 18:56

La verdad es que para reducir residuos es esencial la planificación. Y si no, hay que ser un poco flexible. Pero una vez que te has planteado reducir, ya tienes la mitad del camino hecho.

Contestar
Gina 27 septiembre, 2016 - 17:16

Muchísimas gracias por el experimento y por vuestro blog! Hace sólo un mes que os he descubierto pero ya me he leído todas las entrada, aunque ya llevo unos meses caminando hacia la vida zero waste.

A mi otro tema que me troncha de la risa es la idea de que comer bien es caro. He tenido esta discusión muchas veces, especialmente con mi madre. Ella sostenía que yo comía «distinto» y que nos salía más caro, cuando yo simplemente comía comida de verdad. Así que empecé a guardar los tickets de todo lo que comprábamos (lo que comen ellos, que son 3, muy carnívoros vs. lo que como yo, que soy 1 pero como por 2 y como poca proteína animal) y hice la comparación. A parte de las frutas y verduras, que compartimos aunque yo soy la principal consumidora, ellos compraban: leche, quesos, yogures de sabores, quesos rallados, salsas, galletas, cereales de caja, mucha carne, cremas estilo Nutella, comida precocinada, etc. Cada semana comprábamos gran cantidad de esto porque sólo nos duraba unos días, mientras que yo, cada mes compraba UNA SOLA VEZ cereales (arroz, quinoa, mijo…), frutos secos y harinas. A granel siempre que pudiera ser. Una caja de cereales y un paquete de galletas, o un bote de ketchup y uno de otra salsa, por ejemplo salad cream, estan llenos de azúcares y grasas, no aportan casi nada a nivel nutricional y cuestan tanto como un paquete de quinoa eco, pero duran UNA semana en mi casa (o menos), mientras que esta última me dura tranquilamente un mes y me aporta de todo a nivel nutricional.

Así que sí, a veces hay que tirar de hechos para tirar por tierra todos los mitos!!

Contestar
Vivir sin plástico 29 septiembre, 2016 - 19:04

¡Hola Gina!

Qué razón tienes. Muchas veces nos llegan comentarios de que comprar en tiendas a granel es caro. Y puede ser verdad, sale más caro comprar un kilo de arroz, o de lentejas en una tienda a granel que en un supermercado. Eso no lo discutimos, pero en el momento que cambias tu forma de consumir todo sale mucho más barato. Una compra mensual en una tienda a granel no sale nada cara. Y estamos adquiriendo productos que cunden un montón y que encima son mucho más saludables (comida de verdad, como bien dices). Si haces un los cereales o legumbres, les añades algunas verduras y tienes comida para varios días. Y además de estar muy ricos son muy sanos.
Muchas veces nos dejamos engañar por ver un paquete de un kilo de arroz que sale a 1 euro y que compralo ecológico o a granel es mucho más caro, pero siendo un poco coherente, si haces la comparación del total de la compra te puedes sorprender.

Muchas gracias por compartir tus ideas.

¡Un abrazo!

Contestar
Bea 28 septiembre, 2016 - 5:55

Genial vuestro experimento, nada como poner evidencias. Pero realmente aunque hubiera salido «empate», todos los residuos que producimos como no les ponemos directamente un precio en dinero, parece que entonces ya no cuente para saber si es más rentable un supermercado o una tienda local. Nosotros (Pablo y yo, de Verde por dentro) nos estamos planteando encaminarnos hacia la baja producción de residuos mientras estamos de viaje, ya que aunque en casa sí tomábamos muchas medidas sobre reducción de empaques, desde que vivimos viajando nos hemos dado cuenta de que esto se nos pone más difícil, porque nos vemos «obligados» a comprar ciertos productos sin otra opción, y vosotros nos habéis inspirado a comenzar algunos experimentos que ya os contaremos. Muchas gracias y a seguir con vuestro magnífico blog!

Contestar
Vivir sin plástico 29 septiembre, 2016 - 19:26

¡Hola Bea!

La verdad es que cuando estando de viaje todo de complica. Nosotros en casa lo tenemos todo más o menos controlado pero cuando vamos de vacaciones intentamos ir preparados porque es más difícil. Pero, claro, si vivís de viaje (¡qué envidia nos dais!) la cuestión es ir encontrando alternativas, y truquitos para ir reduciendo los residuos poco a poco.

Qué bien que os haya servido de inspiración para hacer experimentos, ¡por favor, contadnos cuando los hagáis! Seremos todo oídos ;)

¡Un abrazo fuerte!

Contestar
Irene_Recolectora 4 octubre, 2016 - 19:41

¡¡Brillante artículo, chicos!! Estupenda comparativa, práctica, con datos reales, lápiz y papel en mano…
Me ha encantado, soy una gran defensora del comercio de barrio y sí, es cierto, además de ahorrar dinero ahorras en plástico.
Gracias por esta magnífica recopilación de ejemplos que ponen de manifiesto, una vez más, que hacer las cosas mejor no es tan complicado.
Comparto y difundo, que esto tiene que leerse.

Un abrazo,

Contestar
Vivir sin plástico 13 octubre, 2016 - 19:58

¡Hoal Irene!

No hay nada como los negocios pequeños. Ayudas a tu comunidad en vez a grandes corporaciones y además están más dispuestos a escuchar tus gustos. Si les dices que no quieres algo en plástico se pueden sorprender. pero no te suelen poner problema.

¡Muchas gracias!

¡Un abrazo!

Contestar
Susana Vaquero 1 febrero, 2017 - 16:58

Me tenéis enganchada a todo lo que escribís. No se por donde empezar, como no sea dandoos las gracias. No he leído todo y ya voy a empezar a poner en práctica alguna cosa para buscar ese ansiado final de desperdicio 0, y de plástico 0. De momento empezando a comprar todo lo que pueda a granel. Eso ya está en marcha. Y luego no compranso nada de plástico si tengo otra alternativa, y ya veo que hay muchas mas de las que pensaba…ese cepillo y pasta de dientes está el siguiente en la lista.

Contestar
Vivir sin plástico 2 febrero, 2017 - 22:13

¡Hola Susana!

¡Qué alegría que hayas comenzado a reducir el plástico! Es el paso más difícil luego van apareciendo alternativas para casi todo, hasta para lo que en un principio parecía imposible. Eso si, mejor poquito a poco, sin prisa, disfrutando del camino.

Además es hasta divertido. No hay cosa más aburrida y gris que hacer una compra rutinaria en un súper.

Ya nos contarás qué tal te va.

¡Un abrazo!

Contestar
Pepe 15 marzo, 2017 - 2:57

Las zanahorias estan en el LIDL a 0,44 el kilo muchas veces. Mucho más baratas que en las tiendas «locales» y vienen en bolsa de plástico, igual que las de las «tienda locales» que estána granel pero tienes que ponerlas en bolsas de plástico.

Y como eso muchos más productos. En general la fruta y verdura está más barata en las grandes superfícies que en las tiendas pequeñas. Pero bueno, supongo que eso jodería un post tan reshulón.

Contestar
Vivir sin plástico 15 marzo, 2017 - 22:17

¡Hola Pepe!

Como decíamos en la entrada elegimos unos productos que nos llamaron la atención por el envasado, no tratábamos de hacer una comparativa de todos los precios de todos los supermercados porque nos podríamos volver locos. Estamos seguros que hay productos mucho más baratos en algunas grandes superficies, no tenemos duda, pero estamos igual de seguros de que hay productos mucho más baratos en tiendas locales.

En muchas tiendas locales no hay ninguna necesidad utilizar bolsas de plástico. Nosotros compramos todas las semanas con nuestras bolsas de tela y todavía no nos han puesto ningún problema.

Y no buscábamos un post «reshulón», lo único que intentábamos era contar que no siempre lo más barato es comprar en las grandes superficies, ni es la mejor opción, aunque no sea únicamente por motivos económicos.

Un saludo

Contestar
Tremolante 3 marzo, 2018 - 16:20

Claro que no podéis hacer una comparativa de todos los productos de un supermercado pero al menos podíais haber intentado comparar productos similares.

La venta de preparados de gazpacho es mínima. Lo normal es comprar los productos por separado. Las zanahorias normales, como ha dicho Pepe, son bastantes más baratas y van en bolsa sin bandeja.

Para defender vuestro punto de vista, con gran parte de verdad, no hace falta manipular.

Yo compro en supermercado y en mercado, simplemente elijo lo mejor en cada caso.

Contestar
Vivir sin plástico 5 marzo, 2018 - 22:05

Si has leído la entrada, habrás comprobado que al principio decimos «elegimos productos que nos llamaron la atención por su empaquetado». La venta de gazpacho empaquetado será mínima, pero si está en el supermercados es porque se vende. En ningún momento hemos dicho que todos los productos sean más caros en el supermercado, sólo intentamos «decir alto y claro que no todos los productos son más baratos en el supermercado», que es algo distinto. No nos cabe duda de que eligiendo lo más económico en cada caso la cosa pueda cambiar, pero no creo que en ningún momento hayamos manipulado la información, ni era nuestra intención.

Contestar
Santiago 27 mayo, 2017 - 0:09

Todo son puntos de vista, Sr. Pepe.
Si a usted le gusta comprar en su supermercado favorito, para gustos colores. Pero no veo por qué tiene que ironizar con respecto a los que tenemos otras opiniones.

1.- En ese super tan estupendo que usted compra (yo he comprado alguna vez) las zanahorias son a 0.44 € el kg. según usted. Pero, tengo que comprar la bandeja de 1Kg. No puedo comprar 100gr., 150 gr. o 300 gr.

2.- Puedo asegurarle que la variedad de esas zanahorias y el sabor no es el mismo que las que compro en el puesto del mercado a 1.20 € el kg.

3.- Respecto a las bolsas de plástico, es algo que no entra en mi casa, ya que siempre que voy a comprar llevo mi cesta. Ir a comprar sin cesta es como salir de casa sin zapatos.

4.- Suelo hacer compras pequeñas y varias veces por semana, para tener siempre zanahorias, tomates, cebollas, etc. frescas y no convertir mi casa en un almacén de productos que puedan deteriorarse.

5.- Todo son formas de ver la vida y de las prioridades que damos a las cosas.

Con todos mis respetos, reciba un cordial saludo.

Contestar
Julia 27 marzo, 2017 - 9:45

hola me gustaría saber donde comprar las bolsas de papel para comprar los alimentos. gracias

Contestar
Vivir sin plástico 30 marzo, 2017 - 19:47

Hola Julia,

No sabríamos decirte, lo mejor es llevar bolsas de tela, las de papel se rompen, además no son tan buenas como parecen. En esta entrada hablábamos sobre ellas.

¡Un abrazo!

Contestar
Andrés 19 marzo, 2018 - 20:17

En mi barrio las tiendas compran en el Covirán del barrio de al lado. Luego ponen sus productos en el establecimiento y lo cobran el doble de caro. Nunca ponen los precios. No te tan tickets de compra. Si eres viejo, niño o deficiente, o vas triste, dormido, medicado o de resaca, agárrate !!!! En las tiendas de barrio nunca deben saber que tienes dinero o que no ves de cerca. Te robarán sin piedad. Te venderán las sobras del contenedor a precio de oro. A mi madre, que tiene 75 años, nunca la dejo entrar a talleres de coches ni a tiendas de barrio. No sabéis lo que hemos ahorrado desde entonces !!!

Contestar
Vivir sin plástico 25 marzo, 2018 - 19:52

¡Hola Andrés!

Qué fuerte lo que cuentas. También hay que ver en qué tiendas de barrio compramos. En el nuestro hay muchas que ni pisamos. Afortunadamente no todas son iguales. De todas formas, si ese es el panorama de tu barrio,prueba a comprar en el mercado de toda la vida, verás como no tienes esos problemas,

Un saludo.

Contestar
esther 25 marzo, 2019 - 5:23

yo voto por plantar nuestros propios tomates en las azoteas de las casas o en los balcones, y comer fruta de temporada, dejar de comprar plasticos envasados por favor, un poco de esfuerzo por parte de todos, nuestros padre llegaron tan viejos gracias a nosotros y vosotros sois la generacion de los sulfitos y aberraciones empresariales que os abducen con pizzas y sabores no tan ricos, pero si insalubres.

Contestar
Vivir sin plástico 29 marzo, 2019 - 15:45

Hola Esther,

Totalmente de acuerdo, nosotros estamos en proceso de empezar a cultivar alimentos en casa (sabemos que no podremos hacerlo todo pero con un poquito nos conformamos).

¡Un abrazo!

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.