Inicio » Nuestra experiencia » Semana 6. Viviendo sin plástico

Semana 6. Viviendo sin plástico

por Vivir sin plástico
Sexta semana intentando vivir sin plástico

Ya llevamos seis semanas viviendo sin plástico y ésta última vuelve a ser de Patri. Nada grave, restos de lo que compramos antes de empezar a vivir sin plástico y que vamos gastando poco a poco. La verdad es no estamos muy seguros si tiene mucho sentido poner este tipo de cosas, al fin y al cabo son de antes de empezar el reto y… nos queda muchiiiiiiisimo plástico de nuestras vidas pasadas. No éramos conscientes de todo lo que teníamos acumulado en nuestras casas: tarros de cosmética que no utilizamos, botellas de productos de limpieza a medio acabar, envoltorios de paquetes de comida… estábamos  invadidos por el plástico. Y eso que es un material que nunca nos ha gustado. Nos entran unas ganas locas de tirar al contenedor de reciclaje todo ese plástico acumulado, pero nos parece mucho más ecológico (y lógico) aprovecharlo.

Bueno,  lo realmente importe es que en esta última  semana todo el plástico que hemos generado han sido restos que teníamos antes de empezar nuestro reto. Nada de esto es de las de las seis últimas semanas. ¡Así que nos lo tomamos como todo un éxito!

Sexta semana viviendo sin plásticoRecuento de plástico

  • 2 paquetes de pañuelos de papel. Seguro que quedarán algunos más en bolsos, abrigos, mochilas, etc. Creemos que no vamos a continuar poniéndolos en este recuento.
  • 1 envase de desodorante. Uno de los tantos que tenía empezados y sin acabar porque me abandonaban (estos días no me ha abandonado ;) Así que seguimos apurando restos y deseando acabar con ellos cuanto antes.

* * *

La semana que viene nos vamos de vacaciones (¡por fin!). Y eso supone salir de nuestra zona de confort. En nuestro barrio conocemos fruterías donde no es necesario poner la compra en bolsas, y panaderías donde te ponen el pan sin bolsa o en bolas de papel (y sí, sin ventanas de plástico, que manía tenemos a esas ventanitas) y tiendas donde venden a granel… después de seis semanas todo es mucho más fácil.

Pero ahora nos vamos a un sitio en donde el agua del grifo no está muy buena y donde no hay muchas alternativas (que conozcamos) para hacer la compra que no sea en supermercados. Así que no sabemos lo que habrá en nuestros recuentos de las próximas dos semanas. ¿Quién dijo que esto esto iba a ser fácil? Pues eso, esto es un reto.

* * *

Sin darme cuenta (Fer) me estoy haciendo un friki del plástico. A veces voy por la calle paseando, en mi mundo, pensando en mis cosas y pasa alguien con una botella de agua de plástico en la mano y me digo a mí mismo «¿has visto?, todavía utiliza plástico», luego recapacito y pienso, «claro, como casi todo el mundo». El caso es que parece que a mi subconsciente le empieza a chocar ver personas utilizando botellas de plástico desechables, y bolsas de plástico. Esperemos que llegue pronto el día en el que todo el mundo le choque, y no solo a mi subconsciente.

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede interesar

8 comentarios

Nieves 1 octubre, 2015 - 16:52

Jajajaja
Entiendo perfectamente tu comentario, Fer. Nosotros no estamos ni en la mitad que vosotros con la reducción del plástico y a mí también me choca. Para ver este problema, tu mente tiene que hacer un click. Y no hay mucha gente preparada para hacer esa asociación. Lamentablemente, en este mundo de prisas, cada vez hay menos tiempo para pensar…

Contestar
Vivir sin plástico 1 octubre, 2015 - 21:29

¡Hola Nieves!

Jeje, me alegra ver que alguien al que también le choca. Ojala pudiéramos parar por un momento el mundo y ser capaz de concienciar en ese momento a toda la humanidad. Sería fantástico ;)

¡Un abrazo!

Contestar
Alex Monton 11 marzo, 2016 - 18:42

Veo que no contais los tetrabriks como plastico, no? Considerais que son mas reciclables?
Las bandejas de porexpan? Ya las evitabais? No las he visto!

Contestar
Vivir sin plástico 13 marzo, 2016 - 10:47

La verdad es que el principio, en nuestra ignorancia, pensábamos que los tetrabricks estaban hechos de aluminio y cartón, por eso al principio contábamos sólo los tapones, luego ya lo seguimos haciendo así como «representación» del tetrabrick entero (es difícil separar el plástico de lo que no lo es) Después ya dejamos de comprarlos. Hay que ir poco a poco, sobre todo en estas cosas porque si no se te hace todo una montaña.

En el caso de las bandejas de porexpan ya las intentábamos evitar antes de empezar a «vivir sin plástico», siempre las hemos tenido manía. Y sí, desde que hemos empezado este reto no hemos utilizado ninguna.

Muchas gracias

¡Un abrazo!

Contestar
Maria 30 agosto, 2017 - 19:28

Hola Patri! Hola Fer!
Me encanta vuestra iniciativa, hace tiempo que tengo a Lauren Singuer como un ejemplo a seguir y me encanta descubrir que haya gente tan concienciada y haciendo cosas tan alucinantes, ojalá llegue ese día en que todos los preguntemos qué ha sido del plástico que llenaba nuestras vidas.
Acabo de empezar a leeros y ya me habéis dado muchísimas alternativas que ni se me habrían ocurrido, y mi pregunta es: ¿habéis conseguido encontrar un papel higiénico que no vaya envuelto en plástico?

Mucho ánimo y que sepáis que os tengo como ejemplos desde ya!!!!

Contestar
Vivir sin plástico 2 septiembre, 2017 - 20:36

Hola María,

Muchas gracias, la verdad es que no es tan difícil como puede parecer al principio. Pasito a pasito se consigue todo, la cosa es que todos nos pongamos manos a la obra :)

La verdad es que no hemos encontrado un papel higiénico sin plástico, pero ya no utilizamos. Hemos instalado una duchita en el baño como sustituto del bidet y va genial. En breve escribiremos una entrada sobre ello ;)

Gracias por tus palabras. ¡Un abrazo!

Contestar
Jeni 7 noviembre, 2017 - 19:47

Jajaja, me he partido con lo de las ventanitas de las bolsas de papel del pan, a mi me pasa lo mismo, me siento identificada, bueno de momento, yo voy por la semana 4 y creo que me tengo que aplicar más o conscienciar más a mi pareja sino se hace difícil, he empezado por el baño, bolsas de tela, pinzas ropa,.. y poco a poco, animo y gracias por compartir vuestra experiencia ya que nos ayuda a los que empezamos. Saludos des de el Delta de l’Ebre!

Contestar
Vivir sin plástico 15 noviembre, 2017 - 20:41

¡Hola Jeni!

Las bolsitas esas son diavólicas, porque al tener que separarse los materiales ¡no se reciclan!

La verdad es que si sois dos metidos en el ajo es mucho más divertido. Pero si no, tú sigue y ya verás como tarde o temprano se te acaba uniendo ;)

¡Un abrazo!

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.