Inicio » Nuestra experiencia » Semana 7. Viviendo sin plástico

Semana 7. Viviendo sin plástico

por Ciclocleto
Séptima semana intentando vivir sin plástico

Esta semana ha sido un poco diferente. Yo he estado de vacaciones con mi madre y Fer se unió ayer (ya sin madre). Así que el recuento no ha sido fácil, ya no vale eso de «si lo comes, es tuyo» porque una de dos: o no como o me responsabilizo de las montañas de las plástico con las que mi madre acostumbra a llenar la nevera. Así que como a estas alturas no la voy a cambiar (cuando le conté mi reto de vivir sin plástico y las alternativas al dentrífico tradicional, me miró con cara de pena y me dijo «Ay, hija, se te van a caer los dientes») mejor relajarse y disfrutar de las vacaciones. No nos enrollamos más y aquí va nuestro recuento semanal (también sin madre):

Séptima semana viviendo sin plásticoRecuento de plásticos

  • 1 pajita. En muchos blogs hablan de lo difícil que es deshacerse de ellas, que siempre antes de pedir una bebida indiques que no quieres pajita. Yo pensaba que esto era sólo en Norte América hasta hace unos días que me colaron una en la bebida y me quedé con una cara de tonta monumental.
  • 1 chicle (Fer) Una compañera de trabajo me insistió para que tomara uno diciendo que estaban riquisimos. A mi no me gustan mucho los chicles, pero pensé que quizá el motivo de tanta insistencia fuera que me oliera mal el aliento (técnica comúnmente utilizada) y cogí uno pensando que era por el bien común. Hasta que no empecé a masticarlo no me di cuenta que estaba masticando plástico. También quiero pensar (y espero) que la insistencia fuera por amabilidad y no por mal aliento. La próxima vez pregunto y salgo de dudas. Hemos puesto una pidrecita en la foto representando a ese chicle, ya que no guardé el original ;)
  • 1 bolsita. Mi madre me ha regalado unos pantalones y traían una bolsita con un botón de repuesto dentro.

Bueno, la semana que viene, que también estamos de vacaciones, menos y mejor.

 

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede interesar

2 comentarios

Rut | Mi vida sencilla 6 diciembre, 2015 - 0:55

Chicxs,
os sigo desde que en el blog sólo estaban publicados los recuentos de plástico de un par de semanas (aunque hasta ahora no os haya escrito -muy mal por mi parte, por cierto-), y me encanta ver cómo habéis conseguido ir reduciendo el plástico a pasos agigantados con cada semana que pasaba.

Yo estoy en lucha con el plástico también (y con la basura en general), pero aún no he llegado a vuestros resultados. Eso sí, cada vez que os veo, me da un subidón de energía para seguir avanzando.

¡Un abrazo enorme!
Y gracias por compartir vuestros logros e ideas.

Contestar
Vivir sin plástico 6 diciembre, 2015 - 11:13

Muchas gracias, Rut,

No sabes cómo nos alegra que nuestro blog te de un subidón de energía. El subidón lo tenemos ahora nosotros al leer tus palabras :) Todos estamos igual, intentando avanzar hacía el mismo sitio, lo importante es seguir avanzando y saber que cada día somos más en el mismo camino.

¡Un abrazo fuerte!

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.