Inicio » Experiencias » No estamos solos » Algunos datos del documental Story of plastic

Algunos datos del documental Story of plastic

por Vivir sin plástico
The Story of Plastic

En el año 2007 se estrenó el corto documental Story of Stuff. La primera vez que lo vi me fascinó lo fácil que en 20 minutos explican cómo funciona nuestra sociedad consumista y cómo ésta afecta a nuestro planeta. Aunque han pasado ya años, el documental no ha envejecido y por desgracia nuestra forma de consumir sigue intacta a día de hoy.

En estos años, la organización Story of Stuff ha seguido denunciando problemas medioambientales con cortos documentales hechos en el mismo formato que han difundido en redes sociales. Se han convertido en un grupo medioambiental con muchísima repercusión. Hace unos meses lanzaron su primer documental de larga duración, Story of Plastic.

Nosotros, junto a otras muchas organizaciones en todo el mundo, nos unimos al estreno global en abril y organizamos visualización y un debate posterior. Para conmemorar el Día Mundial de los Océanos (8 de junio) vamos a repetir con otra proyección y debate. El viernes (5 de junio) por la mañana te enviaremos el enlace para que puedas verlo tranquilamente durante el fin de semana y el lunes nos veremos en el debate online para compartir impresiones. Te animamos a unirte porque realmente merece la pena. 

Esperamos que toda esta información llegue a mucha gente y sirva para abrir muchos ojos porque como dicen en el documental: “no pueden seguir engañando a la gente para siempre”. Además, en su web han creado un apartado para que pasemos a la acción e intentemos frenar esta locura.

Si quieres asistir, sólo tienes que apuntarte al evento gratuito que hemos creado en Eventbrite.

Si no puedes verlo, te hacemos un pequeño resumen (que también puedes leer antes de ver el documental ;)

Lo mejor que tiene Story of Plastic es que no se centra solo en los problemas que causa el plástico cuando se convierte en desecho ni en la contaminación marina, sino tiene una visión mucho más amplia. Empieza desde el origen en quién y por qué está inundando el mundo con plásticos desechables. No te sorprenderá saber que detrás de la industria del plástico están las grandes multinacionales del petróleo que tienen un poder enorme y que, como dice Martin Bourque, uno de los entrevistados: “están por encima de la ley”. 

Se prevee que la producción del plástico va a seguir en aumento y por eso en EEUU se está fomentando mucho el fracking, ya que se obtiene gas a precio muy barato con el que poder producir plásticos. Muchas de estas instalaciones están en Texas y Louisiana, en lo que se conoce como el “callejón del cáncer” por todos los casos que hay debido a la gran cantidad de tóxicos que hay en el aire y el agua. 

Es increíble oír las declaraciones de algunas personas que viven en estas zonas y han intentado enfrentarse legalmente a la industria: amenazas, acusaciones de terrorismo o incluso disparos a su casa y mascotas. Muy fuerte que esto ocurra en EEUU en pleno siglo XXI.

Fotograma del documental Story of plastic

Con entrevistas de archivo vemos cómo los ejecutivos de la industria del plástico solo hablan maravillas de este material. La industria asegura estar preocupada por la contaminación en los océanos, y asigna pequeñas cantidades de dinero para limpieza, pero trasladan la responsabilidad de esta contaminación a los consumidores por no desechar bien los envases y a los países asiáticos por no gestionar bien sus residuos. 

Lo que no cuentan los fabricantes es que una gran parte del plástico que se desecha en Estados Unidos o en Europa acaba en Asia para ser reciclado, muchas veces el lugares sin medios para hacer una buena gestión de esos residuos.

Tampoco mencionan que ellos venden sus productos en todos los países pero con diferentes condiciones. En realidad los plásticos desechables no han llegado ​​porque hubiese una demanda, sino porque han puesto una amplia oferta. Ha llegado un momento en el que se han metido tanto en los mercados que es casi imposible evitarlos. Incluso países como en India, donde tradicionalmente se reutilizaba todo, los han invadido con productos envasados en monodosis con fuertes campañas de marketing. Estas monodosis no se pueden reciclar y la industria tiene claro que están creando problemas medioambientales, pero no les importa. Además, ni siquiera pagan un impuesto para que se hagan cargo de la correcta gestión del envase como hacen en países occidentales. Ya que inundas un país con productos irreciclables y sin pagar un céntimo por su gestión, al menos no tengas la cara dura culpar a su gente por la contaminación que tus envases están causando.

Fotograma del documental Story of Plastic

Por suerte, hay algunas ciudades como San Fernando, en Filipinas, donde han implantado un proyecto zero waste. Además de hacer una recogida selectiva de materiales, informan sobre los que no son reciclables para, entre otras cosas, poder evitarlos y buscar alternativas. Igual que aquí, donde si reciclas te conviertes en un héroe ambiental.

La realidad del reciclaje es muy distinta a la que nos venden en los anuncios de la tele. Los datos del Foro Económico Mundial muestran que el 32% de los envases de plástico terminan ensuciando el medio ambiente, el 40% acaban en vertederos, el 14% incinerados y otro 14% se reciclan, pero solo el 2% se reciclan de manera efectiva.

Fotograma del documental Story of Plastic

Hemos escuchado muchas veces que para el 2050 habrá más plástico que peces en el océano, pero en algunas partes del mundo esta fecha se está adelantado. Un pescador de Manila comenta que de sus capturas el 60% es pescado y el 40% plástico. Las imágenes de la bahía de Manila son espeluznantes. Como dicen asociaciones de limpieza, se puede limpiar pero es la solución, hay que ir a la raíz del problema.

La industria del plástico se debe hacer responsable de todo el daño que están haciendo en el medio ambiente. En los últimos años aparecen muchas noticias sobre los estragos que está produciendo el plástico en los océanos en los medios, pero esto no es lo único. Es una industria contaminante de principio a fin.

Te animamos a que veas el documental, a que te informes para que, entre todos, pasemos a la acción para cerrar el grifo a los plásticos que están inundando el planeta.

Fotograma del documental de Story of plastic
Si te ha gustado, ¡compártelo para que llegue a más gente!

También te puede interesar

3 comentarios

Adela Díaz 3 junio, 2020 - 17:53

Creo k la gente de a pie,cumple las normas de reciclaje de plásticos,cristales,latón,y todos los residuos desechables k genera cada familia…..son los gobiernos sin excepción k están comprados X las grandes multinacionales y no tan grandes,a las k les importa un pepino,los plásticos.TODO TIPO DE PLASTICOS O PSEUDOS PLÁSTICOS. O K TIREN A LOS OCÉANOS TODO TIPO ARTILUGIOS,INCLUIDO ANIMALES, Y CADÁVERES HUMANOS……VAMOS K EL PLANETA ES UN SER VIVO (GAIA) K.SUFRE X ACABAR CON LA AMAZONIA,LA TALA INDISCRIMINADA DE CUALQUIER ARBOL,LOS INCENDIOS PROVOCADOS,K.DEJAN LOS BOSQUES KEMADOS,Y K TARDARAN AÑOS EN RECUPERARSE…..TODO ESTO SE LA SOPLA A CUALQUIER GOBIERNO Y A LAS MULTINACIONALES K LOS SOBORNAN….DESPUÉS SE KEJAN de las pandemias, maremotos,terremotos etc etc…llegará un momento en k toda la humanidad eleve sus ojos al cielo,rezando y pidiendo clemencia

Contestar
Vivir sin plástico 14 junio, 2020 - 13:18

Hola Adela,

Hay de todo, personas que reciclan y hacen su parte y otras que no hacen ni el más mínimo esfuerzo. Los gobiernos y empresas tienen un papel importantísimo a la hora de limitar los residuos y preservar la biodiversidad y está claro que llegamos tarde para todo. Por eso es esencial que todos pongamos de nuestra parte.

¡Un abrazo!

Contestar
Iban 20 junio, 2020 - 15:34

Si desconfiamos tanto de los políticos como de las grandes empresas, ¿por qué seguimos responsabilizándolos exclusivamente de éste tipo de problemas? Como consumidores, podemos elegir cuanto plástico queremos comprar en nuestro día a día. Hay alternativas en prácticamente cualquier productos. Hagamos autocrítica de una vez, y empecemos por cambiar nosotros mismos.

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.