Inicio » Información » Microplásticos hasta en los testículos.

Microplásticos hasta en los testículos.

por Fer Gómez

Un nuevo estudio ha encontrado microplásticos en todos los tejidos de testículos analizados.

Han analizado el tejido de testículos de 23 humanos y 47 perros y han encontrado microplásticos en todos.

El autor, Yu Xiaozhong, estudia el efecto de los factores ambientales en el sistema reproductivo, como metales pesados, pesticidas y disruptores endocrinos, y su implicación en la caída del número (y la calidad) de espermatozoides en los humanos en los últimos años.

Tras conversar con el autor del último estudio sobre microplásticos en la placenta humana, decidió investigar si los microplásticos podrían afectar al sistema reproductivo másculino.

“Al principio, dudaba de que los microplásticos pudieran penetrar en el sistema reproductivo”, dijo Yu. “Cuando recibí los primeros resultados de los perros, me sorprendí. Me sorprendí aún más cuando recibí los resultados de los humanos.”

En el tejido humano, la concentración promedio fue de 329.44 microgramos por gramo, casi tres veces más alta que en los perros y significativamente más alta que la que se encontró en el tejido placentario.

El polímero más encontrado tanto en el tejido humano como en el camino fue el polietileno (PE), que se utiliza principalmente para fabricar bolsas, botellas y envases de plástico.

Los testículos humanos analizados se obtuvieron de autopsias realizadas en 2016, con hombres que tenían entre 16 y 88 años cuando fallecieron.

Esto significa que su exposición a los plásticos comenzó hace décadas, cuando había menos plástico en circulación. “El impacto en la generación más joven podría ser más preocupante, ahora que hay más plástico que nunca en el medio ambiente”, dijo Yu.

El tejido canino provino de los refugios de animales y de clínicas veterinarias privadas que realizan operaciones de esterilización (por aquí estamos en contra de la experimentación en animales).

Por este motivo solo se pudo contar los espermatozoides en las muestras caninas, ya que las humanas habían sido preservadas químicamente. 

Se encontró que niveles más altos de PVC en el tejido se correlacionan con un menor recuento de espermatozoides. Sin embargo, no hubo correlación con la concentración de PE en el tejido.

Se decidieron a comparar a los humanos y a los perros, ya que comparten un medio ambiente similar y también ciertas características biológicas.

En los perros también está cayendo el número de espermatozoides y piensan que puede también deberse a factores medioambientales.

“El plástico marca una diferencia: el tipo de plástico podría estar correlacionado con la función potencial,” dijo Yu. “El PVC puede liberar muchos químicos que interfieren con la espermatogénesis y contiene químicos que causan disrupción endocrina”

“No queremos asustar a la gente, Queremos proporcionar los datos científicamente y hacer que la gente sea consciente de que hay muchos microplásticos. Podemos tomar nuestras propias decisiones para evitar mejor las exposiciones, cambiar nuestro estilo de vida y cambiar nuestro comportamiento.”.

¡Comparte para que llegue a más gente!

Quizás también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.