Inicio » Experiencias » No estamos solos » Comprar a granel durante el coronavirus

Comprar a granel durante el coronavirus

por Vivir sin plástico
Tiendas a granel

La pandemia ha traído, entre otras muchas cosas, un aumento del uso de envases. Comprar alimentos envasados da una falsa sensación de higiene y asepsia pero en realidad es sólo una impresión. No hay pruebas de que los alimentos sean una fuente de transmisión del coronavirus. Además, el virus puede permanecer activo en el plástico hasta 72 horas

Durante estas semanas los residuos domésticos han aumentado un 15% según ecoembes. Es algo que nos entristece porque creemos que en los últimos años se habían conseguido avances importantes en la reducción de plástico desechable y ahora se está intentando volver a ellos usando el miedo, como te contábamos en esta entrada.

Nosotros durante la cuarentena hemos tenido que ir al supermercado a por alguna “emergencia” y la verdad es que la experiencia no ha gustado nada. Si ya de por sí nos gustan poco los supermercados, ahora hay que sumarles las largas colas para entrar, las miradas de desconfianza, el poco espacio para mantener las distancias de seguridad en los pasillos, la mala imagen de algunas estanterías vacías… Cuando hemos ido nos ha dado la sensación de estar preparándonos para el apocalipsis. 

En fin, que no hay nada comprar en tiendas pequeñas y con opciones a granel. Aunque parezca mentira, nosotros no tenemos ninguna tienda a granel cerca, por lo que hemos hecho algún pedido online. La falta de contacto con este tipo de negocios nos ha hecho preguntarnos cómo les estaría afectando esta pandemia. Nos ayudan tanto a consumir de una forma más consciente que no queremos por nada del mundo que desaparezcan. Así que nos hemos puesto en contacto con algunas de estas tiendas para que nos cuenten.

La despensa de Cercedilla, Madrid

Lo primero que nos ha sorprendido es lo que nos ha contado Carmen, de Terra Market de Granada: “ninguna de las instituciones, ni ayuntamiento, ni sanidad ni nadie a quien le compete este tema se ha puesto en contacto para facilitar información, ni mascarillas, ni guantes, ni geles, ni para saber cómo estás… O si lo estás haciendo bien o mal.” Así que se ha impuesto el sentido común y cada tienda ha adoptado las medidas sanitarias que ha considerado.

Carmen sigue aceptando los tarros y bolsas para rellenar, porque lo ve parte de la filosofía de su tienda, sencillamente desinfecta las superficies después de cada cliente. El resto no las aceptan temporalmente, pero animan a la reutilización de las bolsas de papel. Ana, desde La despensa de Cercedilla nos cuenta que “hay gente que compra tarros de cristal a la hora de comprar especias u otros productos y así ya tener la despensa ordenadita. También les invitamos  a que guarden las bolsas y tarros para reutilizar más adelante, o que le den una segunda vida a esas bolsas de papel.”

Ferdinando desde Grans de la Terra, en Barcelona, nos comenta que han entrado clientes nuevos en busca de los productos estrella: “La falta de harinas y levadura en los supermercado nos ha hecho disparar la venta de estos productos. Por fin mucha gente ha tenido la ocasión de probar un harina de calidad ;)” Ana, de Despensa de Cercedilla, hasta tuvo “unas semanas apoteósicas y me vi obligada a racionar determinados productos: harina (máximo 2 kg por persona), legumbres, levadura, papel higiénico a granel… Si una persona se lleva 10 kg de harina para hacer pan, está dejando a nueve personas sin su kilo de harina semanal para hacer croquetas, rebozar o hacer galletas a sus peques… La clave es compartir lo que hay hasta que llegue el siguiente pedido.” Pero apunta que “buena parte de esa clientela nueva se ha esfumado y ha vuelto a las estanterías del supermercado a por la harina de 80 céntimos.” La gente no sabe apreciar lo bueno.

Grans de la Terra, Barcelona

Todas han limitado la entrada (de una a tres personas dependiendo de las dimensiones de la tienda), no hay autoservicio, ni se puede tocar nada dentro del local. En el caso de La despensa de Cercedilla, además, hay que hacer el pedido previamente por Whatsapp y pasarse por la tienda sólo para recogerlo. Yvonne, de Flipo en verde de Valencia, ha animado a más clientes a usar su servicio de reparto en bicicleta. 

En cuanto al futuro de la venta a granel, Yvonne cree que esta crisis nos ayudará como especie a comprender nuestra fuerte dependencia con la naturaleza: “Creo firmemente que el ser humano tiene que empezar a aprender a vivir en equilibrio con el medio natural o será su fin. No podemos tirar por la borda toda la lógica y nuestros principios y durante una crisis plastificarlo todo en nombre de la salud”. No podemos estar más de acuerdo con ella.

Ferdinando opina que todo seguirá igual, aunque cree que “se regulará la exposición de los productos a granel como ya se ha hecho en Italia.” Carmen en cambio piensa que frenará un poco el movimiento residuo cero porque “la gente que era algo escéptica y quería dar el paso adelante no lo va a hacer porque se siente más segura con el envasado, que es lo que hemos visto siempre en los supers… también es más cómodo y así seguirán. Pero quien es fiel a comprar así, seguirá con más fuerza e intentará hacer un mayor esfuerzo y comprar todo lo que pueda a granel.” 

Tendremos que esperar un tiempo a ver la evolución, pero lo que tenemos claro es que debemos seguir apoyando las tiendas a granel. El coronavirus no puede frenar el movimiento zero waste, al revés, debería reforzarlo. No hay motivo ninguno para pensar que la venta a granel no es segura.

Les hemos preguntado a todas qué podemos hacer para ayudarles (aparte de comprar lo que necesitemos) durante esta época. Te dejamos algunas sugerencias:

  • Haz el pedido antes de ir a la tienda. Así te lo podrán preparar con antelación y sabrás si les falta algún producto en concreto.
  • No nos relajemos con las medidas de seguridad, se han tomado por el bien común. Sería una pena tener que dar pasos atrás.
  • Si te pillan lejos, pregúntales si tienen reparto a domicilio, ya que muchas de ellas lo han implantado.
  • Comparte en redes sociales lo sencillo que es comprar sin plástico incluso en tiempos de pandemia. A ver si conseguimos que más personas se animen ;)
  • Ten empatía y paciencia con las personas que te atienden. Esto vale para cualquier comercio, trabajador y circunstancia. Son personas que pueden llevar muchas horas trabajando y llevan mucho estrés acumulado. Sonreirles (aunque no se vea con la mascarilla, jeje) y darles las gracias por su trabajo puede marcar la diferencia para ellas.

No dejes que esta circunstancia te arrastre a las grandes superficies. Que la “nueva normalidad” no signifique volver a los malos hábitos del pasado. Necesitamos una normalidad en la que el consumo responsable sea una de las prioridades.

Y si por circunstancias de la vida, que todos tenemos las nuestras, tienes que comprar envasado, tampoco te fustigues, vivimos en una situación excepcional y mientras tengamos en cuenta que esto es sólo un paréntesis, no hay motivo para tirarlo todo por la borda. Después de ésta volveremos con más fuerza si cabe.

Cuéntanos ¿has podido seguir comprando en tiendas a granel o te ha resultado más difícil?

Charlamos en comentarios. ¡Larga vida a las tiendas a granel!

Si te ha gustado, ¡compártelo para que llegue a más gente!

También te puede interesar

6 comentarios

Virginia 25 mayo, 2020 - 14:18

Por desgracia he tenido que dar pasos atrás con la reduccion de envases, debido a la pandemia.
Vivo en un pueblo donde no hay comercios y al no poder desplazarme a mis puntos habituales de granel he tenido que recurrir a supermercados con reparto a domicilio y más plástico del deseable.
Es un poco frustante, volver a atrás con lo avanzado, pero no pierdo las ganas por volver a usar mis bolsas de tela para granel, fruta y verdura.
Mientras tanto opto por envases en papel y procuro minimizar mi impacto todo lo posible, reutilizando y reciclando lo que ya no puedo reusar.
Estoy convencida de que ahora que mejoran las medidas de movilidad, una compra grande y una buena despensa me ayudaran a recoger las buenas costumbres.

Contestar
Vivir sin plástico 29 mayo, 2020 - 15:46

¡Hola Virginia!

Es verdad que según qué circunstancias se hace más difícil, pero siempre hay cosas que podemos hacer. Si no es en el tema de los residuos, en el de energía, alimentación local, etc.

¡Mucho ánimo!

Contestar
Marta 2 junio, 2020 - 13:52

Hoy he acudido al mercado por primera vez desde que se desató todo esto. Compro las aceitunas a granel llevando conmigo un tarro de cristal limpio y desinfectado como siempre; pero hoy no me lo han aceptado por razones dicen de seguridad-higiene. Me cuesta entenderlo…me he ido sin ellas, claro está, y optado por comprarlas ya envasadas en tarro de cristal en otro establecimiento… un fastidio, la verdad.

Contestar
Vivir sin plástico 2 junio, 2020 - 17:47

Hola Marta,

Sí, muchas tiendas están dejando de aceptar los tarros temporalmente para reducir el riesgo de contagio. Ten en cuenta que tú sabes que están limpios y desinfectados pero ellos no y si tienen muchos clientes que llevan sus tarros, habrán preferido no aceptarlos (esperamos que sólo temporalmente).

Contestar
Marta 5 septiembre, 2020 - 12:12

Va a tiendas… He acudido hoy a otro mercado y no me han puesto pega alguna.

Contestar
Vivir sin plástico 8 septiembre, 2020 - 18:54

Claro, depende de quien te pille pero la mayoría pone facilidades ;)

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.