Inicio » Experiencias » Sostenerse en un mundo insostenible

Sostenerse en un mundo insostenible

por Fer Gómez
Sostenerse en un mundo insostenible

Suelo exponerme con moderación a las noticias, lo suficiente para estar informado pero no saturado. Aún así, como persona mínimamente sensible, hay días que siento que todo está perdido y en los que veo un futuro apocalíptico. En los que creo que, por mucho que hagamos, ya no hay vuelta atrás, que los sistemas que mantienen la vida en el planeta están ya colapsados.

No solo me influyen las noticias, también me desespera ver como mucha gente actúa en su día a día. ¿Cómo es posible no tener interés alguno por proteger el planeta en el que vivimos? 

Muchas personas sentimos esa desesperación, pero no podemos caer en ella. Esto nos lleva a la inactividad. Si pensamos que todo está perdido, ya no merece la pena hacer nada, ¿para qué? Además, la desesperación es contagiosa, solo hay que recordar el estado mental en el que acabas cuando pasas unas horas rodeada de gente negativa. 

En estos días en los que veo todo negro, me suelo dar una bofetada a mi mismo (flojita, eso sí) para despertar. Bienvenido al mundo, me digo. La realidad no es tal como a ti te gustaría, pero la tienes que aceptar, lo que no significa que te resignes.

Y luego pienso sobre cómo eran las cosas hace seis años, cuando empezamos a vivir sin plástico desechable. Apenas aparecían noticias sobre el plástico, cuando comentamos a amigos los motivos por lo que lo evitábamos se sorprendían, desconocían los problemas que estaba causando, y en las tiendas hasta te miraban mal cuando decías que no querías esa bolsa de plástico. ¡Hace solo seis años!

Por suerte todo esto ha ido cambiando, no tanto como a nosotros nos gustaría, pero si miramos hacía atrás nos damos cuenta de todo lo que se ha conseguido. Sí, pueden ser pequeños cambios, pero ya se ha empezado a naturalizar el evitar el plástico. Antes, quienes lo evitábamos éramos bichos rarísimos, ahora ya somos menos raros y esperemos que dentro de muy poco pasará a ser lo normal.

Como dijo Edward Burke, “para que triunfe el mal solo hace falta que las personas buenas no hagan nada”. Somos muchas más las que creemos que otro estilo de vida es posible. No podemos dejarnos arrastrar por el sentimiento de que todo está perdido. Porque en realidad, ¿nos vamos a sentir mejor si no hacemos nada? Yo creo que nos sentimos mejor cuando vivimos según nuestras creencias y con la certeza de que estamos creando un futuro más sostenible.


Si te gusta el trabajo que hacemos, considera unirte a nuestra tribu en Patreon. Desde 2,42€ al mes (IVA incluido) puedes ayudarnos a seguir difundiendo y concienciando sobre las consecuencias que acarrean el uso del plástico desechable.

Become a Patron!

¡Comparte para que llegue a más gente!

También te puede interesar

1 comentario

LG 24 mayo, 2021 - 11:16

Granito a granito se hace granero. Eso pienso yo en los momentos en los que una vocecita me dice que no merece la pena, porque los demás siguen derrochando y les da igual. Pero… yo hago mi parte, es mi obligación, mi parte no puede hacerla nadie, salvo yo. Luego pienso cómo estaban las cosas hace X años y qué ha cambiado para bien. Yo os puedo decir que gracias a vosotros y a más gente como vosotros, he mejorado muchas pequeñas grandes cosas. Hace X años pensaba que no se podía ser más sostenible de lo que era, ahora lo soy mucho más que antes, y día a día sigo viendo margen de mejora. Así que en momentos de flojera, pensemos que no estamos solos. Queda mucho por hacer, pero cada vez somos más ;)

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.