Inicio » Recuento » Noviembre 2016. Viviendo sin plástico

Noviembre 2016. Viviendo sin plástico

por Vivir sin plástico
Noviembre 2016. Viviendo sin plástico

Hace unos días que se fue noviembre dejándonos más plásticos de los habituales. Nos hemos confiado un poco y se ha notado. Pero bueno, de los errores se aprende, así que este último mes intentaremos estar más espabilados.

Noviembre 2016. Viviendo sin plásticoRecuento de plásticos

Patri

  • 10 chapitas de cervecitas. Ya es todo un clásico.
  • 2 dispensadores de aceite. El mes pasado se me olvidó poner uno de ellos.
  • 3 pegatinas de frutas. Zzz Zzz Zzz
  • 1 envase de pilas. Esto me ha fastidiado un poco. Tenía un trabajo y no encontraba mis mejores pilas recargables. Me compré otras dos por miedo a quedarme sin ellas en mitad del trabajo. Me molesta porque es por puro despiste, no sé dónde las he puesto. Me acaba de pasar lo mismo con una batería de repuesto, ésa sí espero encontrarla.
  • 1 cepillo interdental. Esto es de hace mucho. Me lo recomendó el dentista, me regaló éste y estuve a punto de comprar una caja y añadirlo a mi rutina de limpieza de dientes, pero al final decidí que no y no sólo por el plástico, sino porque tardar tanto en lavarme los dientes me daba una pereza terrible y además me dan un poco de dentera estos cepillitos. Así que cepillado normal, hilo dental, colutorio casero y a volar.
  • 1 recambio de un cepillo de dientes eléctrico. Este mes va de dientes la cosa. Mi cepillo de dientes eléctrico ha muerto. Por un lado me da pena porque limpia los dientes mucho mejor, pero por otro lado es una liberación: un chisme menos en el cuarto de baño :)
  • Una bandejita. Esto mejor os lo cuenta Fer más abajo.

Fer

  • 2 bandejas. Mía culpa, tenía antojo de comida japonesa, así que entramos en un restaurante y, como tenía pinta de utilizar desechables, nos fijamos en las mesas de los que estaban comiendo y en todas habían platos de cerámica. Fue pedir unos noodles y un arroz y aparecer en esas bandejas de plástico. Luego nos fijamos mejor en los comensales que estaban alrededor y todos estaban comiendo otra cosa. La próxima vez tendremos que ser más observadores o sencillamente preguntar antes de pedir.
  • 12 plásticos del interior de las chapas. Bebidas varias durante el mes. Está va a ser la asignatura pendiente para el año que viene, menos botellas, aunque sean de vidrio. Durante este año hemos usado muchas.
  • 1 mariposa. Venía decorando un palillo (de madera, menos mal) que sujetaba los distintos ingredientes de una hamburguesa en un restaurante vegetariano. Nos ocurrió lo mismo en mayo, pero no me acordé cuando la pedí. Si me hubiera acordado hubiera pedido «una hamburguesa sin mariposa por favor».
  • 1 envoltorio de una tirita. Me corte ayudando en una mudanza y no era cuestión de manchar los muebles. La tirita también era de plástico pero por motivos obvios no entra dentro del bote.
  • 1 pegatina de fruta. Aunque parezca que es de plátanos fue un aguacate en perfecto estado de madurez ante los que resulta imposible resitirme.
  • 1 precintos de botella de vino. Con el frío apetece de vez en cuando un poco de vino para acompañar alguna cena. La tienda donde lo compramos a granel nos pilla un poco retirada de casa y no siempre apetece ir.
  • 1 dispensados de aceite. Nada nuevo sobre la mesa

Y esto ha sido todo (menos mal) durante este mes. Tendremos que alejarnos de los restaurantes con pinta sospechosa, no pueden traer nada bueno. 

¡Ya sólo queda un mes para acabar el año y con él nuestro reto! Menos mal, porque los tarros empiezan a estar súper llenos. Esperemos no tener imprevistos durante este mes, aunque con Navidades de por medio quizás sea un poco difícil… ¡Deseadnos suerte!

 

 

Si te ha gustado, ¡compártelo para que llegue a más gente!

También te puede interesar

6 comentarios

Diego Bedoy 27 diciembre, 2016 - 19:21

Hola! Genial su página. Me ha motivado a seguirlos! Qué van a hacer con el plástico acumulado durante el año? Felicitaciones por esta gran iniciativa!

Contestar
Vivir sin plástico 28 diciembre, 2016 - 22:30

¡Hola Diego!

Muchísimas gracias, no sabes cómo nos alegra que te hayamos motivado. En principio seguiremos guardándolo en los tarros hasta que se llene y después… ¡no lo hemos pensado! A lo mejor porque somos demasiado positivos y pensamos que ese momento aún queda lejos :p

¡Un abrazo!

Contestar
Lamari 5 febrero, 2017 - 15:41

Hola,

me gusta mucho su blog pues nos enseña cuánto plástico innecesario usamos, pero hecho un poco de menos mås entradas de alternativas, para que los demás aprendamos también a vivir sin plástico. Por ejemplo, he buscado en su web la receta del colutorio casero pero no lo he encontrado, podrían publicarla por favor?

Gracias y un saludo

Contestar
Vivir sin plástico 7 febrero, 2017 - 22:45

Hola Lamari,

Muchas gracias por la sugerencia. La verdad es que la entrada de colutorios caseros la teníamos apuntada por ahí y cayó en el cajón del olvido. La publicaremos en cuento podamos. Si echas de menos otras alternativas, no dudes en avisarnos.

¡Un abrazo!

Contestar
Javier 27 marzo, 2018 - 9:48

Hola, que tal?

Las chapas de cerveza, no habrá alguna cerveza con precinto de metal o corcho?

Un saludo!

Contestar
Vivir sin plástico 1 abril, 2018 - 10:38

Hola Javier,

La verdad es que no hemos investigado tanto. Ahora siempre que podemos la compramos a granel. De todas formas, ya no separamos el plástico de las chapitas, las tiramos tal cual a reciclar.

¡Un saludo!

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.