Inicio » Experiencias » Semana 12. Viviendo sin plástico

Semana 12. Viviendo sin plástico

por Vivir sin plástico
Duodécima semana intentando vivir sin plástico

Hay semanas que se dan mejor y otras en las que… se acumulan algunas cosillas. Y esta semana ha sido una de ellas. Tenemos algo más que las semanas anteriores pero seguimos teniendo muchísimo menos que cuando empezamos. Vamos dando pasos hacia adelante y alguno que otro hacia atrás para que nos recuerde que ganar una batalla no significa ganar la guerra contra el plástico.

Duodécima semana intentando vivir sin plásticoRecuento de plásticos

  • 2 pitorritos dosificadores de botellas de aceite. Aún no hemos encontrado la marca que venga sin ellos. Lo que ocurre es que hasta que no abres la botella no sabes si viene con él o no. Antes de empezar con esto, preferíamos las que venían con estos dosificadores, porque ayudan a gastar menos aceite, y entonces siempre me tocaban las botellas que venían sin ellos. Y ahora que tratamos de evitarlos nos persiguen. Las leyes de Murphy nunca fallan. Ayer lo intentamos con otra marca, parecía que no lo llevaba, pero… en unas semanas tendremos otro pitorro en nuestra lista.
  • 1 bolsa de azúcar. La compré la semana 0 cuando se agotaron las existencias y no encontré un azúcar moreno que viniera sin bolsa de plástico. Entonces me parecía difícil encontrar una alternativa, pero lo bueno es que ya hemos encontrado azúcar moreno a granel. Es más caro que el empaquetado, no sabemos por qué, pero bueno, tampoco consumimos tanto.
  • 1 etiqueta. Seguimos comprando productos en envases de vidrio, aunque muchos menos que antes, y la verdad es que a lo único que prestamos atención es a que no tengan la tapa o un precinto de plástico. Después los reusamos y los utilizamos para llevar la comida al trabajo o para almacenar las legumbres, cereales o frutos secos en ellos. Pero hubo uno en especial al que fue muy difícil de quitarle la etiqueta, incluso después de una noche en remojo, y cuando la quitamos nos dimos cuenta que era completamente de plástico. ¿Por qué? ¿Qué sentido tiene que impriman sobre plástico cuando pueden hacerlo sobre papel? Además, era un envase de un producto de agricultura ecológica, que no tiene nada que ver pero nos choca, sinceramente.

***

Últimamente estamos dándole vueltas al tema de los plásticos que usamos indirectamente. Esta mañana, por ejemplo, nos apetecía un café, se nos había acabado nuestra leche a granel y no teníamos ninguna vegetal preparada. Nos apetecía mucho. Muchísimo. Fer ha bajado a por uno (yo me he quedado en la cama por pura pereza, para qué engañarnos). El caso es que en las cafeterías utilizan los mismos treta bricks de leche que nosotros estamos evitando porque tienen capas de plástico. Entonces… ¿no es ridículo?, ¿no importa si tomamos café fuera de casa en un sitio dónde utilizan los mismos envases de plástico que nosotros evitamos?, ¿que no acaben en nuestra basura significa que no es nuestra responsabilidad?. Es complicado porque no podemos saber qué tipo de envases utilizan en los sitios donde vamos y tampoco es posible seguir todo el proceso de producción de lo que nos ponen, pero tomarnos un café viendo el mismo tetra brick de leche que podríamos comprar en el supermercado de al lado… Nos parece contradictorio. Sentimos que nos estamos engañado a nosotros mismos.

 

 

 

¡Comparte para que llegue a más gente!

También te puede interesar

6 comentarios

Agatha 25 octubre, 2015 - 21:18

Chicos, sois unos campeones!!
Que tipo de leche usais?? Es una de esas cosas a las que no encuentro alternativa. La comprais a granel??
Gracias
Agatha

Contestar
Vivir sin plástico 25 octubre, 2015 - 21:56

¡Hola Ágatha!

Por suerte en Madrid han abierto hace poco El cántaro blanco, una tienda que vende leche fresca a granel. Lo único es que nos pilla un poco lejos, así que cuando vamos compramos dos o tres litros para toda la semana. Al ser fresca, dura una semana en la nevera con lo que tampoco podemos comprar más para tener reservas. En realidad, es la única alternativa que hemos encontrado porque la leche siempre viene en plástico o tetra bricks. Siempre está la alternativa de hacer leche vegetal (si hay ganas ;)

¡Un saludo!

Contestar
Marina 26 octubre, 2015 - 10:31

¡Hola, majos! A ver, yo creo que no deberíais sentiros engañados por vosotros mismos… Tenemos la fortuna de que a día de hoy sí tenemos plantas de reciclaje, así que si sólo producís excepciones de basura, ¿por qué amargaros y torturaros? ¿Lo hacéis megabien pero por una chiquifalta ya no vale para nada vuestro esfuerzo? ¡¡Mamandurrias!! Sois ejemplares, al menos en este campo (aún os tengo que leer mucho para conoceros mejor :P), así que si un día os apetece un «café contaminante», ¡os lo tomáis! No deis cancha a que quienes no mueven un dedo se permitan el sobrelujo de meteros por tontunadas así. Mira, os recuerdo el post de una de vuestra compañeras de «¡Hola Eco!»: http://www.cualquiercositaescarino.com/progreso-versus-perfeccion/

¡Un abracito!

PD: soy la recogebasuras de Japón, jajaja

Contestar
Vivir sin plástico 26 octubre, 2015 - 20:06

¡Hola Marina!

Muchas gracias por tus palabras, tu positivismo y tus ánimos. Tienes toda la razón (y Mariana también, nos encanta ese post). Somos imperfectos y no podemos pretender lo contrario, así que la próxima vez que nos tomemos un café contaminante prometemos dedicar más tiempo a saborearlo y menos a mirar los envases que utilizan.

Recogebasuras de Japón, que sepas que nos has alegrado el lunes ;)

¡Un abrazo!

Contestar
mar 30 mayo, 2017 - 19:08

Gracias x todo

Contestar
Vivir sin plástico 31 mayo, 2017 - 12:57

Gracias a ti por pasarte por aquí y dejarnos este comentario :)

¡Un abrazo!

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.