Inicio » Experiencias » Experimentos » Ponemos a prueba las bolsas OK Compost Home

Ponemos a prueba las bolsas OK Compost Home

por Patri Reina

Las bolsas de plástico ligeras, de esas que usamos para pesar fruta, están prohibidas desde el 1 de enero de 2021. Sólo se pueden dispensar este tipo de bolsas si están fabricadas de plástico compostable. Hace tiempo que las nuevas bolsas compostables empezaron a aparecer en la mayoría de los supermercados, (aunque en las fruterías pequeñas y mercados aún no las hemos visto) y, como nos gusta hacer experimentos, en cuanto vimos las primeras, decidimos ponerlas a prueba.

Ponemos a prueba las bolsas OK Compost Home. ¿Realmente se degradan?

Cogimos dos bolsas compostables diferentes con el sello Ok Compost Home, que certifica la biodegradabilidad en compost doméstico, para comprobar si realmente se degradan en un compost casero. Cogimos una de Lidl y otra de Carrefour, las metimos en el cubo donde solemos hacer compost y nos armamos de paciencia para esperar (más) de un año para ver si se degradaban.

La web de Lidl indica que sus bolsas se compostan en un plazo máximo de 12 meses y la de Carrefour, aunque no habla de sus bolsas en concreto, habla de un tiempo máximo 180 días de descomposición. Aquí te dejamos el vídeo con el experimento para no hacerte spoiler.

Como ves, la de Lidl, que indicaba que se degrada en un plazo máximo de un año, es la que más descompuesta acaba después de 15 meses. La de Carrefour, en cambio, estaba prácticamente intacta. En su defensa, debemos decir que la bolsa de Carrefour era más grande que la del Lidl, lo que seguramente habrá influido. Aún así, el tamaño y grosor de la bolsa es algo que se debe tener en cuenta a la hora de indicar un tiempo máximo de descomposición.

Es importante aclarar que el hecho de que se degraden más o menos no es cuestión del supermercado en sí, sino del sello OK Compost Home. Este certificado, como indican en su web, “no se basa en un estándar, ¡sino que es la base para varios estándares!”. Entendemos que por eso cada bolsa ha reaccionado de una forma diferente al mismo compost y cada una de ellas indica un tiempo diferente de degradación. 

También tenemos que decir que el hecho de que no se hayan compostado en este compost no significa que no sean compostables. Simplemente, que hacen falta unas condiciones muy concretas de compostaje casero para que esto ocurra y no es tan fácil como parece. Además, tampoco indican las condiciones idóneas, así que los ciudadanos de pie vamos un poco a ciegas con este tipo de productos.

La Comisión Europea cada vez se apoya más en los plásticos compostables para luchar contra el plástico desechable. Y nos parece genial que se hagan cambios en este camino pero la verdad es que no podemos sustituir todos los plásticos de usar y tirar convencionales por plásticos compostables, ni reciclados, ni reutilizables. La clave hacia una economía circular real está en fomentar la reutilización y acabar progresivamente con la cultura de usar y tirar. Y en este caso serían las bolsas reutilizables para fruta y verdura. Ya la aceptan prácticamente en todos los supermercados y tiendas. Decimos prácticamente porque nunca nos las han echado para atrás en ningún establecimiento donde las hemos sacado, aunque también es verdad que no solemos comprar en supermercados. 

El caso es que en un planeta finito, con un cambio climático que amenaza cada vez más nuestra forma de vivir, no podemos pretender seguir con el mismo estilo de vida de usar y tirar dándonos palmaditas en la espalda por cambios que no van a suponer reducción considerable de nuestro impacto ambiental.

Cómo hacer compost en un cubo

Aprovechamos este experimento para contarte cómo hacemos compost casero en un cubo de una forma muy sencilla y sin materiales especiales.

Para hacer este tipo de compost en casa, sólo necesitamos:

· Un cubo (cualquiera que tengas, servirá). Mucha gente hace agujeros en el cubo para que se airee mejor, pero nosotros no los hemos hecho para no estropear el cubo (lo queremos usar más adelante para otra cosa) y porque no lo vemos necesario ya que, con las recomendaciones que te damos abajo, funciona bastante bien.

· Tierra. Nosotros cogimos tierra de Casa de Campo, un jardín/bosque que tenemos al lado de casa y nos encanta. 

Instrucciones para hacer compost en un cubo

1 – Llena el cubo con unos 10 o 15 cm de tierra. Esta capa servirá de soporte para que los lixiviados puedan empaparse en esa capa y no se encharque el cubo. En este experimento, sí que se ha quedado la última capa muy mojada pero no es lo normal. Creemos que ha sido porque las bolsas han creado barreras y no han dejado pasar hasta el fondo el aire como de costumbre. Es la primera vez que obtenemos un compost tan húmedo con este método. Si esto te pasa, sólo tienes que removerlo y dejar que se seque naturalmente.

2.- Pon una capa de unos 2 o 3 cm de residuos orgánicos. Usa sólo restos de vegetales pero ojo con los cítricos, que se compostan regular. Nosotros los cortamos en trocitos pequeños para que se degraden antes. Además, puedes echarle posos de café, restos de té, etc. No eches alimentos que tengan aceites, vinagre, etc.

3.- Pon otra capa de tierra de otros 2 o 3 cm

4.- Y así continúa hasta llenar el cubo. La última capa, debe ser de tierra para que no huela.

¡Y listo! Una vez tengas el cubo hasta arriba de capas, debes dejarlo en reposo unos meses. Normalmente, está listo en mes y medio o dos meses. Para que se composte antes, puedes removerlo de vez en cuando. Nosotros no solemos hacerlo, lo dejamos ahí y nos olvidamos de él. Cuando volvemos a mirarlo después de unos meses, ¡ya ha ocurrido la magia! los residuos orgánicos han desaparecido y se han convertido en tierra. Usamos la misma tierra varias veces para hacer el mismo tipo de compost. Como podéis ver, después de 6 o 7 vueltas, el resultado es una tierra rica que podemos usar con nuestras plantas decorativas o devolverla al lugar de donde la cogimos. Es lo que nosotros hicimos porque, al haberla cogido del campo, no sabemos su composición y puede que tenga compuestos que no queremos. Pero si empezases a hacer este compost con tierra de tu huerto, podrías reutilizarla perfectamente una vez enriquecida.

Es increíble la transformación de una tierra completamente seca y sin vida, en una nutrida y llena de vida.

Ojo, este compost es una forma bonita de experimentar con tus residuos orgánicos pero evidentemente no podrás compostar todos los residuos que generes de esta forma. Como ves, hace falta tiempo (unos 2 meses) y espacio para ver resultados. Nosotros combinamos este tipo de compost con otros. La mayoría los llevamos a un huerto urbano y algunas cosas, las echamos al contenedor marrón que hace poco instalaron en nuestro barrio para hacer compost industrial.

Esperamos que te haya resultado interesante. ¿Sueles hacer compost en casa? ¿Qué método utilizas? ¿Alguna vez has probado a compostar algo con el certificado OK Compost Home? ¡Cuéntanos!


Si te gusta el trabajo que hacemos, considera unirte a nuestra tribu en Patreon. Desde 2,42€ al mes (IVA incluido) puedes ayudarnos a seguir difundiendo y concienciando sobre las consecuencias que acarrean el uso del plástico desechable.

Become a Patron!

¡Comparte para que llegue a más gente!

También te puede interesar

38 comentarios

Anna 19 enero, 2021 - 11:13

nosaltres usamos compost bokashi i Estamos encantados!!! Estamos en un pueblo però és perfecto tambien para ciudad! No huele unes muy fàcil! La única pega va con un activador (una especie de salvado) que va envasado en plástico però és de l’ós pocs plasticos que aun usamos i una Bolsa nos ha durado 1 año y medio, asi que compensa!

Contestar
Patri 19 enero, 2021 - 13:27

Hola Anna,

Muchas gracias por la info. Lo hemos visto por ahí pero precisamente era el tema del activador lo que nos echaba para atrás. Si cunde, evidentemente compensa.

¡Un abrazo!

Contestar
Yve 19 enero, 2021 - 13:34

Amo vuestros experimentos caseros 😍(y qué decepción, efectivamente).
Un beso.

Contestar
Patri 19 enero, 2021 - 15:30

¡Y nosotros, Yve! Pero nos da pena cuando no salen :(

¡Un beso!

Contestar
Blanca 19 enero, 2021 - 22:16

Hola, nosotros compramos hace año y pico una compostera, en la que echamos todos los residuos «verdes» de la cocina. Aún no hemos conseguido un compost maduro (creo que es por el exceso de «verde» y la falta de «seco»), pero hemos reducido notablemente la basura que echamos al contenedor.
Esperamos preparar un pequeño huerto este año, en el que aprovechar el compost.
Un saludo.

Contestar
Vivir sin plástico 22 enero, 2021 - 12:50

Hola Blanca, q

Qué bien que hayáis empezado a hacer compost. La verdad es que las primeras veces que ves cómo sucede «la magia» es una maravilla. ¡A tope con ese huerto!

¡Un abrazo!

Contestar
Florencia 25 enero, 2021 - 14:15

Puedes echar hojas secas de árboles para equilibrar.

Contestar
Vivir sin plástico 26 enero, 2021 - 13:21

¡Sí! Hay muchas formas de hacerlo. Nosotros este compost es el que más hemos usado por eso es con el que hemos hecho el experimento.

¡Un abrazo!

Contestar
Blanca 29 enero, 2021 - 9:46

Gracias!!😊

Vivir sin plástico 2 febrero, 2021 - 15:03

;)

Ana 19 enero, 2021 - 19:57

¡Gracias por esos experimentos! 💚

Contestar
Vivir sin plástico 22 enero, 2021 - 12:50

A ti por verlos ;)

Contestar
Alba Sueiro 20 enero, 2021 - 13:45

Vaya postazo, chicos. Me encantan estos artículos que demuestran, de manera práctica, la realidad. Aunque, como dice Yve, sea decepcionante.

Un abrazo enorme

Contestar
Vivir sin plástico 22 enero, 2021 - 12:49

¡Hola Alba!

¡Qué alegría que te guste! A pesar de la decepción.

¡Otro abrazo fuerte! :*

Contestar
Enrique Delgado Amador 24 enero, 2021 - 12:15

Muchas gracias por el artículo!! Por cierto, acabo de leer vuestro libro Vivir sin plástico, que me recomendó un amigo, y me ha gustado mucho!
Nosotros, tenemos la suerte de tener un pequeño huerto y hacemos el compost en el campo directamente. A veces, sin esperar el tiempo necesario, mezclamos el compost con la tierra para que haga su efecto de nutriente. Estamos en proceso de aprendizaje y este año lo llevamos mejor que el pasado, que fue cuando empezamos la aventura de tener un huerto.
Muchas gracias otra vez y recibid un abrazo desde Badajoz, desde os escribo.
Quique

Contestar
Vivir sin plástico 26 enero, 2021 - 13:18

¡Hola Enrique!

Muchas gracias por escribirnos. ¡Qué ilusión que te haya gustado nuestro libro! :)

Qué alegría tener un huerto, es uno de nuestros planes futuros. Seguro que hay mil maneras de hacer compost, al final es un proceso natural. Seguro que aprendéis muchísimo con el huerto, al final todo es cuestión de ponerse manos a la obra.

¡Un abrazo!

Contestar
Judit 4 febrero, 2021 - 12:51

Nosotros lo hemos intentado pero nos resulta muy difícil. Aun así, tenemos la compostera para gestionar nuestros propios residuos orgánicos y del jardín.

Contestar
Vivir sin plástico 5 febrero, 2021 - 11:51

¿Y en esa compostera no habéis conseguido compostar estas bolsas? ¿Cuánto tiempo las habéis dejado?

Contestar
Gustavo Copelmayer 7 febrero, 2021 - 19:28

Excelente, gracias por compartir, estoy seguro que será de mucho provecho

Contestar
irene 9 febrero, 2021 - 11:20

Me encantan vuestros experimentos y la cercanía con la que contáis las cosas. Gracias a vuestro libro, he metido a una amiga en todo este mundo de reducir plásticos y residuos y no puedo estar más contenta. Mi novio y yo nos acabamos de mudar juntos y ahora empieza una nueva aventura para aprender juntos a reducir. ¡Seguro pronto empezaremos con el compost! Así que este tipo de vídeos ayuda mucho <3

Contestar
Vivir sin plástico 16 febrero, 2021 - 19:41

¡Hola Irene!

Muchas gracias por las cosas tan bonitas que nos dices :) Nos alegra mucho que te hayas animado a reducir. Ya verás como es toda una aventura. Y lo del compost una maravilla, ojo, que engancha.

¡Un abrazo!

Contestar
Veronica 21 febrero, 2021 - 16:51

Hola! Gracias por toda la Info que ofrecéis en el blog. Respecto al compost en cubo, ¿cuánto tiempo lo dejáis hasta que lo consideráis maduro? No sé si es un año como en este vídeo, o bien aquí lo habéis dejado más tiempo por el tema de las bolsas. Muchas gracias!

Contestar
Vivir sin plástico 24 febrero, 2021 - 15:04

¡Hola Verónica!

Aquí lo hemos dejado un año por las bolsas. Normalmente tarda un mes y medio o dos meses más o menos. Depende un poco de los residuos que le eches y si están cortados finitos. De todas formas, eso lo irán viendo si lo remueves de vez en cuando. Además, así también acelerarás el proceso porque e aireará ;)

Contestar
Mikel 11 abril, 2021 - 15:37

Y si esas bolsas son tiradas al contenedor marrón, pese a que tengan el sello de OK Compost Home ¿Qué ocurre? Como ya sabréis en el contenedor marrón se hace un compost industrial por parte de las diputaciones provinciales y creo que esas bolsas en un proceso de compost industrial se degradan sin problema al tener unas condiciones y características más concretas. ¿Qué opináis?

Contestar
Vivir sin plástico 11 abril, 2021 - 19:43

¡Hola Mikel!

Se supone que en un compost industrial se compostarían sin problema, ya que se dan las condiciones adecuadas de temperatura y humedad para que esto ocurra. Incluso las que son compostable y que no tengan el sello de compost home también se compostarían.

Contestar
Mikel 11 abril, 2021 - 15:56

Os quería comunicar que Lidl asegura que las mallas para las frutas y verduras que utiliza para guardar sus productos, según dicen, se tratan de unas mallas aptas para hacer compost y que se pueden tirar al contenedor marrón. Tengo que decir que antes de tirar las mallas al contenedor marrón o usarlas para hacer compost se tienen que retirar las etiquetas y las grapas metálicas. En la etiqueta indica que las grapas se depositarán al co tenedor metálico y también se indica que se trata de un envase compostable. ¿Habéis probado en algún compost casero estas mallas para la fruta y verduras?

Las mallas a las que me refiero son nuevas y sustituyen a las antiguas de plástico. Para que os hagáis una idea hablo de la típica malla de kilo de naranjas, por ejemplo. Ahora en la gran mayoría de frutas y verduras ecologicas de Lidl se puede apreciar estas mayas y os diré que si se ve que son de otro material. Se ve que son algo similar a el típico hilo de coser, pero más flojo con las manos sin usar tijeras fácilmente se rompen.

Me gustaría saber vuestra opinión.

Contestar
Vivir sin plástico 11 abril, 2021 - 20:06

No hemos probado hacer compost con ese tipo de mallas, imaginamos que sencillamente serán compostables, que no tendrán el sello de «compost home». En cualquier caso, si llegan a un compost industrial sí que deberían compostarse. Los plásticos compostables cuando acaban en el sitio adecuado si que se compostan, lo que creemos es que no hay que abusar de su uso. Muchas veces parece que la solución pasa por sustituir todos los plásticos convencionales por compostables, pero esto no acabaría con el problema. Lo que debemos de intentar es acabar con la cultura de usar y tirar. En el Lidl ya venden sus propias bolsas (o mallas) reutilizables para comprar la fruta a granel (todo un avance). Deberían de vender la fruta ecológica sin envasar y que los clientes usaran sus propias bolsas.

Contestar
Mikel 14 abril, 2021 - 14:48

Las mallas de las que os hablo yo diría que no son de plástico, al menos no en las ecologicas, no estoy seguro, pero a simple vista no lo parecen. Es cierto que rechazar plásticos es mucho más eficaz que reciclar. Ecoembes le dio la vuelta a la pirámide del reciclado poniendo el reciclado como primer punto y en realidad es lo último que se tiene que hacer.

Por cierto dije que las grapas que traen estas mallas se tiran al contenedor metálico, ojalá en el estado español no se cuentan con contenedores de residuos metálicos eso lo «cubre» en parte el contenedor amarillo. Que por lo lo que alberga es un contenedor estilo cajón desastre donde se mete de todo. En fin que os voy a contar el sistema monopolizado de Ecoembes para la gestión de residuos es un fraude y eso no hay quien lo cambie, salvo que quitemos de la ecuación a Ecoembes.

Contestar
Vivir sin plástico 15 abril, 2021 - 14:20

Hola Mikel, está claro que el sistema de reciclaje es un caos. Las grapas no se reciclan, además por su tamaño. Todo lo que sea menos de 10 cm no pasa por la criba que hacen al principio. Cogen sólo lo gordo e incluso así, les cuesta gestionarlo de la cantidad de basura que generamos. Esperamos que este sistema tenga los días contados porque es un desastre ecológico.

Contestar
Mikel 16 abril, 2021 - 10:04

Ojalá tenga los días contados. He oído que algunas plantas de reciclado usan un imán para metales, serán las que menos. ¿Tenéis algún vídeo sobre la «reciente» polémica entre GreenPace y Ecoembes?

Vivir sin plástico 27 abril, 2021 - 10:52

Hola Mikel,

Sí que se usan imanes, el problema de las grapas es que son muy pequeñas. No tenemos ningún vídeo sobre el tema pero hay mucha información online ;)

Mikel 11 abril, 2021 - 15:59

Me ha gustado mucho el vídeo. Un saludo y muchas gracias de antemano.

Contestar
Vivir sin plástico 11 abril, 2021 - 20:07

¡Muchas gracias a ti!
Un abrazo

Contestar
Cris 16 junio, 2021 - 11:59

Hola! Muy interesante el artículo, tengo una duda, llevo un mes dándole la vuelta a intentar hacer compost en casa pero no terminaba de decidirme y me echaba para atrás comprar un objeto más, el caso es que al leer como lo hacéis vosotros me ha parecido una súper idea para animarme a hacer compost ¿el cubo lo tapais durante el proceso del todo o dejáis alguna rendija? ¿Se podría hacer el mismo proceso en una jardinera en vez de en un cubo aún que no se tapara? ¡Gracias por darnos ideas para poder seguir avanzando en este camino! :)

Contestar
Patri Reina 17 junio, 2021 - 14:21

Hola Cris,

Qué bien que te vayas a animar a hacer compost. El cubo es mejor tenerlo abierto pero nosotros al final casi siempre acabábamos tapándolo porque no sabíamos qué hacer con la tapa. Puedes hacerlo en una jardinera sin problema, pero procura echar la capa de residuos junta y luego siempre cubre con tierra para que no aparezcan bichos.

Ya nos contarás qué tal ;)

Contestar
Cris 19 junio, 2021 - 16:02

¡Gracias! Ya os contaré que tal ;)

Contestar
Martina 2 septiembre, 2021 - 18:30

Buenas! Muchas gracias por la publicación, tenía dudas y un poco de desconfianza con las bolsas compostables precisamente porque a veces las uso.
Me ha entrado curiosidad por ver cuáles serían las condiciones que deberían tener las bolsas con el sello Home Compost y he leído que la temperatura debe ser constante entre 20-30º. La dificultad en el compost casero y la degradación de estas bolsas está precisamente en la temperatura que en casa no suele ser constante!
Nunca sales de este blog sin saber una cosa más!
Gracias!!!!

Contestar
Patri Reina 6 septiembre, 2021 - 11:42

Hola Martina,

Muchas gracias por tus palabras, nos alegra que te haya resultado interesante. Está claro que lo de que son aptas para compostar en casa es relativo, tendrían que especificar mejor en qué condiciones se degradan, si no es como no decir nada.

Gracias por pasarte, un abrazo.

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.