Inicio » Experiencias » Experimentos » ¿Se degradan realmente los filtros biodegradables de tabaco?

¿Se degradan realmente los filtros biodegradables de tabaco?

por Patri Reina
Filtros biodegradables

Las colillas de cigarros son un gran problema ambiental, no es ninguna sorpresa y como ya ya te contábamos en esta entrada, les tenemos mucha manía. 

Aunque queda mucho camino por recorrer, creemos que cada vez hay más fumadores concienciados. De hecho muchas personas fumadoras que se han pasado a los filtros de tabaco biodegradables, entre ellas, mi hermana. Como después de otros dos experimentos anteriores (con una tarjeta biodegradable y dos bolsas ok compost home) ya no nos fiamos ni de nuestra sombra, hemos cogido filtros de tres marcas diferentes que mi hermana tenía por casa y los vamos a poner a prueba. 

¿Qué filtros biodegradables ponemos a prueba?

Los filtros que vamos a poner a prueba son de las marcas y las hemos numerado para parecer más científicos (y escribir menos).

  • 1. Rizla Natura. Según el paquete son filtros de celulosa 100% y en su web indican:

    «Natura es la gama de filtros más reciclable del mercado. Hecho de 100% celulosa biodegradable, estos filtros sin blanquear se han confeccionado con el planeta en mente para aliviar tu conciencia«

    Ay, habría mucho que analizar en este reclamo pero, a lo que vemos, no indican el tiempo de degradación. Les hemos preguntado por twitter cuánto tiempo tardan en degradarse sus filtros y no nos han contestado.
  • 2. OCB Eco Slim. Estos sí indican el tiempo de biodegradabilidad, cosa que agradecemos. Se descomponen en 28 días según el test OECD 301B. Bien por ellos, son los que mejor nos caen por ahora (a ver qué tal después del experimento)
  • 3. Natur. En el envase no indican nada más que 100% biodegradable así que hemos mandado un email a la dirección de correo impresa en el paquete pero… nos ha rebotado. Tampoco hemos encontrado su web ni por supuesto información sobre la biodegradabilidad de sus filtros, así que si ellos van por libre, nosotros también.

Como puedes ver, la información oficial que tenemos a excepción de los filtros OCB es prácticamente nula. Como varias webs indican que la celulosa tarda alrededor de un año en degradarse al aire libre (y no tenemos prisa), esperaremos un año. 

¿Cómo hemos hecho el experimento?

Hemos cogido dos filtros biodegradables de cada marca, uno lo hemos enterrado y otro lo hemos metido en agua.

Filtros enterrados

En una maceta grande hemos enterrado un filtro de cada marca y hemos escrito en el borde el número que le corresponde. La maceta la dejaremos en el balcón y la regaremos cada vez que reguemos el resto de plantas de casa. Más o menos una vez a la semana, en verano, más.

Filtros en agua

El segundo filtro, lo hemos metido en un tarro con agua cada uno. Los removeremos cuando nos acordemos. Lo que nos ha sorprendido es que los tres se han hundido automáticamente, esperábamos que se quedasen flotando hasta empaparse pero no. Imaginamos que en los mares y ríos el agua se mueve en la superficie más que en el fondo… Pero bueno, esto no nos afecta demasiado porque, como decimos, los removeremos cuando nos acordemos.

Queremos aclarar que el test de que ha pasado los filtros de OCB está hecho en el laboratorio con unas condiciones específicas. Nosotros, como lo que queremos saber es cómo se degradan estos filtros en condiciones normales cuando alguien los tira al suelo o llegan al agua, no necesitaremos tanta parafernalia ;)

Ahora sí, los filtros los enterramos el 15 de agosto de 2021 (sí, se nos hace bola publicar entradas en verano) así que ya llevan un mesecito enterrados y en agua.

Veredicto

1. Rizla. En barbecho hasta el 15 de agosto de 2022

2. OCB. Estos son los únicos que han pasado el tiempo que indican así que hemos desenterrado esa parte de la maceta y… ¡no hemos encontrado nada! Aunque por ahora pinta muy bien la cosa vamos a probar de nuevo para que no haya lugar a dudas ¡Tenemos tiempo de sobra! En esta ocasión, enterraremos un filtro nuevo en una maceta en la que la única colilla sea la de OCB y junto a ésta pondremos una moneda para poder localizarla en caso de “degradación total” (que suene música de cuarto milenio, por favor). Así, al desenterrarla, podremos examinar mejor la tierra y saber por dónde andaba.

Eso sí, el filtro de OCB que metimos en agua sigue intacto.

3. Natur. En barbecho hasta el 15 de agosto de 2022

Conclusión

Disponible en tu pantalla a partir del 15 de agosto de 2022.

¡Comparte para que llegue a más gente!

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.