Inicio » Nuestra experiencia » Diciembre 2015 (y reto 2016)

Diciembre 2015 (y reto 2016)

por Vivir sin plástico
Recuento de diciembre 2015

Vuelvo a ser yo, Patri, la responsable de la mayoría de los plásticos de este mes. La verdad es que tenía un poco de miedo a las Navidades por lo que me pudiera caer encima y no poder rechazar, pero al final, parece que mi familia se ha tomado lo del plástico más en serio de lo que pensaba y no he tenido ningún disgusto ;)

Recuento de diciembre 2015

Recuento de plásticos

  • 1 dispensador de aceite. Ya empieza a ser un clásico en todos nuestros recuentos, nunca falta. Es un plástico rebelde que aunque nos moleste, ya ni nos sorprende ni nos irrita. Estamos aprendiendo a vivir con él aunque seguimos buscando alternativas.
  • 1 ventanita. Un descuido al ir a comprar un día con mucha hambre (dicen que no es recomendable) no me di cuenta de la ventanita de una caja de cuscús (al lado había otra sin y, aunque Pepito Grillo me insistía en que la cogiera, cabezota de mí, me empeñé por el paquete más grande).
  • 1 tirita. Después de una piña en bici me di cuenta de que hay cosas que no las tengo nada controladas ni organizadas. Mi botiquín, por llamarlo de alguna forma, es una caja llena de cosas caducadas y, en cuanto pensé en una alternativa a las tiritas, lo primero que se me vino a la cabeza fueron gasas (¡bien!) pero las que tengo vienen envueltas en plástico y además las tendría que sujetar con algo, ¿no? El esparadrapo (de plástico) enrollado en un carrete (también de plástico) llevaba ahí tantos años que ya ni pegaba, así que al final la tirita fue el mejor solución. Pero, fijaos, tirita, envoltorio y protector, todo de plástico… Si tienes una idea mejor para una herida en la rodilla que duele con el roce de cualquier tejido, déjanosla en los comentarios, por favor.
  • 9 hilos y 1 etiqueta de seguridad. Los hilos son mitades, imagino que faltará una. Éstos son mis regalos de Navidad, que este año se han limitado a ropa. Aunque todas las prendas tienen algún componente plástico, algo un poco más complicado de explicar a la familia, ya he empezado a asentar el camino hacía prendas más naturales y ecológicas para el año que viene, deséame suerte.

Y este año, como nos gustan mucho los retos, nos hemos propuesto dar un pasito más. Contar los plásticos, hacer el recuento y tirarlos a la basura está bien pero, ¿y si los guardásemos todos durante un año? ¿Y si los tuviéramos que meter todos en un espacio limitado? Hemos cogido dos botes de plástico que teníamos en casa de hace milenios (uno de ellos quemado por abajo) y que ya nos da aversión utilizar para la comida. Tenemos dos iguales y, aunque son un poco pequeños, esperamos que todos los plásticos de 2016 quepan ahí dentro. Al ser pequeñitos, esperamos tener más cuidado con todas estas cosas que nos van quedando.

Reto 2016 sin plásticoNuestras reglas del juego

  • No vale meter plásticos en el bote del otro.
  • Si nos encontramos con un plástico muy grande (como un envoltorio de auriculares) se puede cortar para que quepa en el tarro.
  • Ahora sí, entran plásticos que hasta ahora hemos obviado, como pegatinas de frutas y verduras o plásticos de los tapones de las botellas de cerveza.
  • Si hay algo que tomamos entre los dos, cortamos el plástico por la mitad y que cada santo aguante su vela.
  • Por cada plástico que tengamos, nos comprometemos a hacer una recogida de 10 plásticos, en la playa o la montaña, a lo largo del mes siguiente. (Pondremos la foto junto al recuento)
  • El que al final del año tenga más plástico invita al otro a cenar en el sitio que elija (deséame suerte otra vez)

Este va a ser nuestro tímido intento de emular a Bea Johnson y Lauren Singer, aunque sólo con plástico y con tarros más grandes y cutres, pero para nosotros es toda una odisea así que estamos muy emocionados :)

 

 

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede interesar

11 comentarios

Virginia 3 enero, 2016 - 23:29

Hooola! Me ha encantado el reto! Feliz 2016!!!!!!! ???? esperotener novedades suyas pronti!

Contestar
Virginia 3 enero, 2016 - 23:45

Me he quedado pensando con el tema de la tirita y el espardrapo! Aqui en argentina tenemos cinta adhesiva de tela para uso medicinal, viene con el carrte de carton y su envoltorio es un cilindro de carton con tapa metalica, esa la encuentras en los hospitales , y sirve para sujetar lo que sea! Si tienes alguna enfermera conocida no dudes en preguntarle si hay de esas en su hospital! En cuanto al tema de la gasa es complicado conseguirla sin envoltorio plastico, ya que todo lo que es esteril viene envuelto en este material para proteger de la contaminación, pero aqui en muchos hospitales hay gasas esterilizadas envueltas en papel! De nuevo que dire que consultes a alguien que trabaje en un centro de salud para ver que consigues en tu pais! Ya si consigues la gasa envuekta en papel seria un logro, ya que luego la puedes fijar con alguna tela o venda por afuera! Saludos

Contestar
Vivir sin plástico 4 enero, 2016 - 21:07

Hola Virginia, ¡feliz 2016 a ti también!

Muchas gracias por el consejo de las tiritas porque, aunque parezca mentira, he preguntado así en voz alta en el blog pero no se me había ocurrido preguntar a gente que se mueva en el entorno sanitario (y eso que en mi familia hay más de uno). En fin, cuando tenga la alternativa, lo contaremos por aquí.

Muchas gracias por pasarte ;)

Contestar
Marina LLorénte 4 enero, 2016 - 23:44

Teníamos, que volver a la voleas de papel, pero haciéndonos responsables del reciclage

Contestar
Vivir sin plástico 5 enero, 2016 - 18:06

Tienes razón, Marina, pero la mejor opción es llevar a la compra tus propias bolsas de tela que puedes reutilizar «hasta el infinito y mas allá» ;)

Contestar
Irene_Recolectora 5 enero, 2016 - 12:22

¡Me encanta vuestro reto para 2016! Estaré pendiente a ver cómo os va e intentaré reducir mis plásticos también, y sobre todo contarlos y analizar de dónde vienen, para poder quitarlos de mi vida.
Un abrazo,

Contestar
Vivir sin plástico 5 enero, 2016 - 18:09

¡Hola Ire!

Gracias por el apoyo, a ver si lo conseguimos. Nos parece genial que te unas a «nuestra lucha»

Ya nos contarás qué tal,

¡Un abrazo!

Contestar
Blanca 16 enero, 2016 - 13:16

Buenas!! Es genial vuestra idea. Admiro vuestra determinación y compromiso. Vuestro proyecto puede tener un gran impacto, porque la idea en sí misma ya invita a reflexionar sobre el consumo que hacemos cada persona y la huella que dejamos, y eso es el primer paso para empezar a reducir y valorar los materiales. ¡Gracias y mucho ánimo!

Contestar
Vivir sin plástico 18 enero, 2016 - 9:00

¡Hola Blanca!

Qué razón tienes, solo el empezar a reflexionar sobre el consumo que hacemos ya es un gran paso. Si todos fuésemos capaces de hacer eso ya se conseguirían grandes cambios.

Muchas gracias por tus palabras de ánimo :)

¡Un abrazo fuerte!

Contestar
Vivir sin plástico es posible. Entrevista a Patri y Fer 18 abril, 2016 - 19:09

[…] noviembre ya todos sus residuos de los últimos 30 días cabía en el puño de un niño así que decidieron pasar recuentos de basura mensuales y, por si fuera poco, en diciembre anunciaron que guardarían todos los residuos plásticos que […]

Contestar
Diciembre 2016. Conclusiones y reto para 2017 - Vivir sin plástico 8 enero, 2017 - 22:28

[…] unos días que se fue el 2016 y con él también nuestro reto de ese año. Nos propusimos que todos los desechos plásticos (reciclables o no) que generásemos entrasen en unos frascos y, […]

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.