Inicio » Experiencias » No estamos solos » Irene y Noemí nos cuentan su Julio sin plástico