Inicio » Experiencias » Noviembre 2015. Viviendo sin plástico

Noviembre 2015. Viviendo sin plástico

por Vivir sin plástico
Recuento de noviembre 2015

Desde que comenzamos con vivir sin plástico nuestros recuentos habían sido semanales, ésta va a ser la primera ocasión que lo hacemos mensual. Así, que ojo al dato que la lista puede ser larga:

Recuento de noviembre 2015Recuento de plásticos

  • Un dosificador de una botella de vinagre. Por lo menos la encontramos en botella de vidrio y con tapón metálico.
  • Un dosificador de una botella de aceite. Nada nuevo bajo el sol ¬¬
  • Una pajita (pitillos o cañitas). No aparece en la fotografía porque ya la contamos en la semana 13, pero oficialmente también es de noviembre.

No se si te sorprende, pero a nosotros sí. «¿Estás segura de que no hay nada más?», «¿Sólo esto?… Nos estamos confundiendo… Mira a ver si no hay algo más por ahí abajo». Pero no, ¡se nos ha dado muy bien este mes! Tenemos menos desechos plásticos que en la mayoría de nuestros recuentos semanales. Así que estamos felices :)

Pero tenemos que aclarar algo que nos remuerde: desde que empezamos, hemos estado saltando del recuento algunos plásticos, al principio nos parecían trozos plásticos insignificantes, comparados con todo lo demás, pero al ir menguando el resto de desechos han ido cobrando importancia y ahora nos empiezan a parecer enormes, como un elefante rosa en medio de la habitación. Hablamos principalmente de las pegatinas que vienen con la fruta (las de melón por ejemplo son de un tamaño importante) y las bases de plástico que vienen en las chapas de las botellas. Todas las tapas de botellas de vidrio vienen con una base de plástico y te aseguramos que más de una cervecita en botella nos tomamos.

Lo mejor de todo es que este último mes no hemos tenido que hacer nada especial para evitar el plástico. Bueno, excepto cuando fuimos unos días a la playa, que en un par de ocasiones no pudimos comprar pan porque la panadería cerraba los días de diario y todo el pan del supermercado estaba envuelto en plástico o venía con ventanita. Pero tampoco fue un drama, comimos otra cosa y solucionado. A pequeños problemas sencillas soluciones ;)

Y esta semana queríamos hablarte de algo más. El viernes estuvimos representado a nuestra amiga Mariana (aunque no la conocemos en persona, ya ha pasado a convertirse en una gran amiga) y a su blog Cualquier cosita es cariño en la gala de los premios Bitácoras. Somos los típicos que, cuando nos invitan a una fiesta, nos refugiamos en la cocina porque, como suele ser pequeña, no cabe mucha gente. Más de 5 personas juntas nos parecen multitud. Si una fiesta nos puede llegar a incomodar, imaginad una gala de premios. Pero como nos sentimos tan identificados con Cualquier cosita es cariño y con la buena energía que trasmite Mariana, nuestros corazones no nos permitieron dejar de ir a la gala. Así que nos allí estábamos, sentados con los nervios a flor de piel esperando a que nombrasen al premio de innovación y sostenibilidad, que se hacía de rogar, hasta que  por fín llegó el turno y pronunciaron las palabras más esperadas de la noche. Nuestro primer pensamiento fue “pues claro, es indiscutible”.  Así que salimos al “escenario” y recogimos el premio tan emocionados cómo si hubiera sido nuestro.

Después, todavía con los nervios un poco alterados, tocó sesión de fotos y ¡hasta una entrevista en video!. Y, más tarde, la foto conjunta con todos los premiados. ¡Qué emocionante fue todo!

Estábamos tan contentos cómo si el premio hubiese sido para nosotros. Además como era el único premio con un toque de distinción, al venir entre flores, todo el mundo nos paraba para verlo y darnos la enhorabuena. Al final, servían un piscolabis pero, como en muchos de estos eventos suelen poner todo en vasos de plástico, pensamos que nos íbamos a tener que volver a casa con la boca reseca, pero resultó que pusieron todas las bebidas en vasos de cristal (¡bien por la casa encendida!) y pudimos brindar más de una vez por nuestro blog favorito :)

En fin, salir de vez en cuando de tu zona de confort sienta muy bien (¿escuchamos en algún sitio que previene el alzheimer o nos lo estamos inventando?) En cualquier caso, aquí tenéis este premio tan bonito como merecido.

Premio bitácoras 2015 de Innovación y sostenibilidad

 

 

 

Si te ha gustado, ¡compártelo para que llegue a más gente!

También te puede interesar

3 comentarios

Mariana 1 diciembre, 2015 - 3:00

¡Y yo pidiendo reportes por email! ¡Qué emocionante esta publicación! Por todo, por el reporte de los premios, por las cosas bonitas que dicen de mí y —por supuesto— por todos los logros en la reducción de plástico. Si es que tienen ya súper dominado el asunto… ¿cuándo me darán a mí las energías para tanto?

Me parece genial que las bebidas hayan sido servidas en vasos de cristal, que no debería ser nunca de otra manera, y que hayan podido brindar sin plástico, como tiene que ser.

Y no sé si salir de la zona de confort prevenga el alzheimer, ¡pero sé que por lo general trae cosas buenas!

Yo espero que hayan quedado muy motivados para que el próximo año asistan a la gala de los premios de nuevo, pero en representación de ustedes mismos :-)

¡Un abrazo gigante, y de nuevo muchas gracias por todo chicos!

Contestar
Vivir sin plástico 5 diciembre, 2015 - 10:02

No te creas que no tenemos tan dominado el asunto, hay cosas que todavía no hemos necesitado (y necesitaremos) y vienen envasadas en plástico. Y ya nos gustaría a nosotros acercarnos a la basura que generáis vosotros en dos meses y medio.

Gracias a ti por sacarnos de nuestra zona de comfort. Se nos había olvidado lo bien que sabe ;)

¡Un abrazo!

Contestar
Vivir sin plástico es posible. Entrevista a Patri y Fer 18 abril, 2016 - 11:17

[…] post semanal en el que mostraban todos los residuos de plástico generados de lunes a lunes y en noviembre ya todos sus residuos de los últimos 30 días cabía en el puño de un niño así que decidieron […]

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.