Inicio » No estamos solos » Entrevistamos a There is no away

Entrevistamos a There is no away

por Vivir sin plástico
Entrevista a Heather Itzla

There is no away es uno de nuestros blogs favoritos. Heather Itzla empezó, y continua, recogiendo plásticos que encontraba mientras paseaba a sus dos perros por San Anselmo y Fairfax, en California. Toma fotos de lo que encuentra y las sube al blog para concienciar a las personas sobre el problema de la contaminación plástica. Nos encanta comprobar cómo un acto rutinario, como pasear a los perros, se puede transformar en una acción solidaria con nuestro planeta. Además también nos encantan las fotos, muchas parecen como si estuvieran sacadas en yacimientos arqueológicos.

Y  lo que más nos gusta es la pasión, el positivismo y la generosidad que transmite Heather. Da gusto encontrarse personas como ella. ¡Necesitamos muchas más personas así en nuestro planeta!

There is no awayPodrías contarnos cómo empezó todo.

A principios del año 2013 descubrí en Ted la conferencia Mares de plástico del Capitán Charles Moore. Cambió el rumbo de mi vida. Me quedé tan asombrada por lo que decía que empecé a obsesionarme con aprender todo lo que podía sobre la contaminación plástica. Una vez que me hice consciente del problema, empecé a notar que a todos los sitios a donde iba había trozos de plásticos. En un principio sólo fotografiaba los trozos que me encontraba en el suelo, y luego de vuelta a casa los tiraba. Cuando me di cuenta de lo mucho que recogía en cada paseo, empecé a fotografiar todos los trozos juntos una vez de vuelta en casa.
¿Cuándo tomaste la primera foto?

En mayo de 2013.

Hemos contado más de 310 fotos en tu blog. Es increíble la cantidad de plástico que has recogido. Imagina que pudieses hacer una foto de todo junto. ¡Sería una enorme montaña de plástico! Parece un trabajo duro. ¿Cómo te mantienes motivada después de todo este tiempo?

La verdad es que tengo unas 600 fotos de la basura que he recolectado en mis paseos. A veces me pregunto cómo sería si se pusiera todo apilado, o cuánto podría pesar. Pero no puedo imaginar salir a dar un paseo y no recoger plástico. Lo haré por el resto de mi vida porque cada trozo que recojo es un trozo que no va a acabar en el estómago de un albatros, una tortuga marina o una ballena. ¡Ojalá pudiera recoger más!

Pero There is no away no es unicamente sobre recoger y fotografiar plásticos para aumentar la concienciación sobre este problema. Tienes más proyectos en marcha. Nos puedes explicar cómo fue la evolución de tomar fotos a estos proyectos.

Hay muchas maneras simples de reducir la cantidad de plástico que usamos a diario, una vez te das cuenta del problema, ves muy claramente cómo reducirlo. El plástico ha entrado lenta y silenciosamente a formar parte de casi todos los productos que usamos o consumimos. Entra en una tienda y mira atentamente a tu alrededor, a ver si encuentras algo que no sea de plástico o que venga envasado en plástico. Buena suerte.

Desearía que el día tuviera más horas para trabajar en proyectos que ayudaran a la gente a conectar con alternativas al plástico, porque una vez ayudas a la gente a comprender el problema y cómo ellos pueden ayudar, abren sus ojos y sus mentes y ellos mismos difunden el mensaje a sus amigos y familiares. El tema está poco a poco empezando a conseguir la muy necesitada atención de los medios, ¡pero no todo lo rápido que yo desearía!

El Straw Project comenzó porque descubrí que cada día se usan 500 millones de pajitas en Estados Unidos. Empecé a apartar las pajitas que me encontraba en el suelo de mi ciudad para mostrar cómo estamos contribuyendo al problema de cómo las tormentas acaban echando las pajitas a las alcantarillas y a la bahía. Así que contacté con un grupo de estudiantes de enseñanza media que debían realizar un proyecto medioambiental y trabajamos juntos para contactar con dueños de restaurantes para que solamente dieran pajitas a los clientes que las solicitasen.

There is no awayNosotros después de llevar un par de meses inventando evitar el plástico, nos fuimos de vacaciones a la playa y nos pareció normal empezar a recoger el plástico que veíamos. En tu caso, qué fue primero, ¿recoger el plástico o evitarlo en tu día a día?

¡Hay todavía mucho plástico en mi vida! Tengo dos hijos adolescentes, ¡hay mucho que no puedo controlar!

Llevo tarros de cristal (para aceite, nueces, harina, café) a la tienda. Sólo utilizamos pajitas de cristal o acero inoxidable, tenemos nuestros cubiertos de bambú para cuando pedimos comida para llevar y rechazamos el plástico innecesario dónde y cuándo podemos.

Usamos las bolsas de plástico del pan o de las patatas fritas, las ponemos debajo del fregadero, al lado del reciclaje, para echar ahí todos los trozos pequeños de plástico (etiquetas de ropa, envoltorios…). Al final de la semana es una bola de plástico compacto (cómo un balón de fútbol) que sellamos con cinta adhesiva. Esto es lo que va a acabar en el vertedero.

Lo hago porque sé que mucho del plástico que todos los días recojo en la calle está ahí porque se cayó al vaciar los contenedores de basura en el camión, al no estar bien cerrado, se acaba desparramando.

Me impresionan las personas que viven “sin plástico”, pero pienso que yo puedo aportar mucho más trabajando en proyectos que eviten que el plástico acabe en las manos u hogares de la gente a la que pueda hacer llegar  mi mensaje, que manteniendo mi casa un 100% libre de plástico.

Nosotros a veces pensamos que es muy difícil conseguir que la gente se interese por nuestros proyectos, o por el medio ambiente. Sin embargo, tus proyectos están funcionando muy bien. ¿Cómo consigues que la personas se involucren?

Intento llevar un mensaje positivo (ya hay suficientes malas noticias y estadísticas deprimentes). Es más fácil conseguir cambios en un ambiente positivo y comprensivo, y además es más divertido. También me río de mi misma hablando de mis defectos sin reparo con la esperanza que la gente me encuentre más verosímil. No soy para nada perfecta (sea esto lo que sea) y yo misma, antes de conocer el problema, estaba utilizando tanto plástico como todo el mundo.

Uno de mis métodos favoritos para involucrar a la gente son los sorteos. Consigo algunos buenos premios (creo que es mejor si son productos que ayudan a reducir el uso de plástico, las pajitas de cristal son mi premio favorito, pero también tapers que no son de plástico, cubiertos de bambú…) Y le digo a los niños que les voy a dar una participación en un sorteo a cambio de una pieza de plástico que encuentren en el suelo. La gente se sorprende de que no pida dinero, piensan que es extraño traer una pajita sucia, o el envoltorio de un caramelo. Pero es un buen momento para empezar a hablar sobre lo importante que es mantener el plástico fuera de la calle (para que así no llegue a las alcantarillas y luego al mar). Es muy útil tener fotos que muestren el problema. También he dado participaciones para el sorteo a la gente que se para a contestar a la pregunta: «¿Cuántas toneladas de plástico entran en el océano cada año/día/hora/minuto/segundo?» Todos se quedan pasmados. Siempre he conseguido magníficas interacciones.
There is no away

¿Cuál crees que el mejor consejo que nos puedes dar para difundir el mensaje de evitar uso de plástico de usar y tirar?

Concienciar a las personas, y dar alternativas (ayuda si puedes hacerlo atractivo visualmente, ¡en Pinterest encuentras fotos preciosas!) SE HUMILDE Y AMABLE (a nadie le gusta que le obliguen a cambiar, tienes que guiarlos hacia una forma mejor de hacer las cosas gentilmente, con una sonrisa en tu rostro)

Educa a los niños. ¡Pueden enseñar mucho a sus padres! Enséñales a utilizar pompones de papel en lugar de globos (cuando aprenden que los globos y las cuerdas matan innumerables especies marinas les dejan de gustar. Les pueden decir a sus padres que no los quieren)

¿Cuales son los planes de futuro para There is no away? ¿Tienes algún proyecto más en mente? ¿Qué te gustaría conseguir en unos años?

There is no away está ahora patrocinada como una organización sin ánimo de lucro ¡y la semana que viene empiezo mis prácticas!

Estoy trabajando con Plastic Pollution Coalition intentado reducir o eliminar el plástico en las escuelas, empezando con los suministros escolares.

En unos pocos años me gustaría tener una caravana residuo cero y salir de gira para involucrar a todas las personas y comunidades posibles (¡con muchos sorteos!). Si consiguiéramos que las suficientes buenas personas hicieran cambios en sus vidas y llegar a conectar por todo el planeta, estaríamos haciendo las cosas bien. ¡Observa esta conversación! Gente estupenda española hablando vía internet con alguien en California sobre cómo afrontar este problema. ¡Ésta es la forma de enfrentarse con el problema!

¿Cuál es la cosa más rara que han encontrado en tus paseos?

Hmm, seguramente bolsas con marihuana, de verdad, unas pocas, aplicadores de tampones e irónicas chapitas de plástico con la frase “salva el planeta”. Voy a hacer unas pocas chapas que pongan: “no más chapas” (no, no lo voy  a hacer)

¿Has sido capaz alguna vez de salir de paseo, no recoger nada y llegar a casa con las manos vacías?

He tenido que mirar para otro lado en algunas ocasiones en las que he ido vestida para una noche especial, pero aparte de esas extrañas ocasiones NO. ¡Continuaré buscando plástico el resto de mi vida!

¿A que os habéis quedado con ganas de más? Pues aquí os dejamos una entrevista que le hicieron el año pasado.

Si quieres leer la entrevista original en inglés, puedes hacerlo aquí.

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede interesar

3 comentarios

Sin pajita, por favor - Vivir sin plástico 12 junio, 2016 - 22:33

[…] amiga Heather de There is no away, (a la que por cierto entrevistamos hace unos meses), comenzó hace unos meses la campaña Straws Upon Request en la que anima a estudiantes de […]

Contestar
Sonia 7 agosto, 2019 - 1:55

¡¡Qué maravilla de mujer y de iniciativas, tanto de ella como esta maravillosa web en que os acabo de descubrir!! Mi duda en el día a día es cómo recogeis tanto esos plásticos como la basura diaria en casa. Me está costando mucho prescindir de las bolsas de basura… :(

Contestar
Vivir sin plástico 10 agosto, 2019 - 18:05

¡Hola Sonia!

Nosotros apenas generamos basura, los restos orgánicos los compostamos y para la poca basura que tenemos hacemos una especie de bolsa con papeles de periódico o de publicidad. En esta entrada lo explicamos. Cuando recogemos plásticos en el medio ambiente, es triste decirlo, pero es normal que entre las cosas que encontramos haya una bolsa (de cualquier tipo, puede ser una bolsa de patatas) y la utilicemos para rellenarla.

¡Un abrazo!

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.